fbnoscript
9 de mayo de 2013 | #1267

Primera reunión de la Fuba tras su Congreso

El planteo que llevará la UJS

El 9 de mayo está prevista la primera reunión de Junta Ejecutiva tras la renovación de autoridades. Se pone en práctica, así uno de los planteos de la UJS: el compromiso de funcionamiento sistemático de las instancias orgánicas, para discutir y resolver las campañas y posicionamientos de la Fuba. No es la única novedad. Sucede que en esta nueva Junta participará el kirchnerismo (La Cámpora y aliados) con dos votos sobre dieciséis.

Nuestro planteo

El desafío principal que tienen la Fuba y el movimiento estudiantil es desarrollar una intensa lucha contra la política del gobierno K. Varias resoluciones del Congreso abierto apuntaron en esa dirección: por caso, una campaña nacional para enfrentar la política anti-educativa actual, o el rechazo a la reforma reaccionaria de la Justicia que impulsa el oficialismo y a la defensa de las grandes corporaciones que practica la oposición tradicional. Cabe destacar, sin embargo, que estas posiciones votadas por mayoría no encontraron en el mismo terreno a otros integrantes de la conducción. Como reseñamos en Prensa Obrera Nº 1.266, Marea Popular prefirió en muchas votaciones estratégicas "quedar pegada" a los K. En los días posteriores al Congreso, acentuó esta perspectiva, participando en un acto del 1º de Mayo organizado por el Movimiento Evita, donde habló la flamante copresidenta de la Fuba. La Cámpora y sus aliados intentarán explotar esta contradicción, buscando un aliado en la Ejecutiva para impulsar planteos favorables -o al menos condescendientes- con el gobierno. A la vez, los K tratarán de manipular el lugar obtenido -Secretaría General- para legitimar su FUA "paralela". Se presenta, por lo tanto, un escenario de fuerte pelea política por el rol que jugará la Fuba. Para la UJS, el desafío es que la Federación intervenga como referencia independiente de toda variante patronal en la crisis actual. La Fuba debe orientar al movimiento estudiantil a la lucha contra el principal agente del ajuste educativo, el gobierno de los K. No se trata, por lo tanto, de una disputa por "caracterizaciones", o peor aún, de "ajustes de cuentas". Por eso, le propondremos al frente de conducción de la Fuba la presentación de mociones comunes para impulsar esta lucha. Sin embargo, rechazamos los acuerdos que, con la excusa del "consenso", neutralicen a la Federación en sus posiciones.

En la primera reunión, está planteada la instrumentación de las principales campañas que dejó el Congreso: marcha nacional contra el ajuste en la Educación, participación en el paro de la CTA y rechazo a la reforma judicial. A la vez, presentaremos una propuesta de declaración para que la Fuba denuncie la sangría económica en curso, rechazando las alternativas devaluacionistas y ajustadoras tanto del oficialismo como de la oposición, y proponiendo un programa de defensa de los intereses de trabajadores y estudiantes.

Se abre una nueva etapa para la Fuba.

En esta nota:

Compartir

Comentarios