fbnoscript
21 de noviembre de 2013 | #1294

Un capítulo de la lucha por la democratización

Elecciones de graduados del Pellegrini
Por Julián Asiner Consejero del Pelle por el claustro de graduados

Las elecciones del claustro de graduados del Pelle serán los días miércoles 27 y jueves 28 de noviembre. Las mesas de votación estarán abiertas entre las 8 y las 21:30 horas en la planta baja del colegio. Para votar hay que concurrir con DNI y figurar en el padrón electoral, que puede consultarse en la página web de la escuela (www.cpel.uba.ar).

Las elecciones de graduados del Pelle de la semana próxima serán el escenario de una gran pelea política en las vísperas de la Asamblea Universitaria convocada para el 5 de diciembre. De un lado, volverá a estar el Frente de Graduados por la Democratización (FGD), un frente de todas las agrupaciones de izquierda y ex-alumnos que durante nuestra estadía en el colegio nos organizamos para defender la educación, y que hoy seguimos siendo protagonistas de la lucha en defensa de la universidad pública. El FGD conquistó la representación del claustro en 2009, quebrando la histórica hegemonía de Franja Morada; contamos para eso con el apoyo de egresados de todas las generaciones y la movilización activa de sus camadas más jóvenes, comprometidas con la pelea por la democratización de la UBA del año 2006, que luego derivó en la gran lucha del Pelle del año 2007.

En 2011 volvimos a ganar las elecciones, a pesar de un fraude escandaloso montado por las autoridades del colegio y el rectorado, que obligó a todos los graduados a re-empadronarse. En esta oportunidad, la lista volverá a estar encabezada por un compañero del Partido Obrero, en un reconocimiento a la trayectoria y la influencia de nuestro partido en el Pelle y la UBA. El segundo titular será para un graduado de la Lista 39, la agrupación independiente que actualmente conduce el centro de estudiantes. Luego, las suplencias rotarán entre el Revire, el FEL-TPR y La Mella. El FGD será, así, la voz unificada de los que peleamos por la democratización de la universidad.

Del otro lado, se ubicarán las listas que representan al rectorado y al gobierno, que hasta el último minuto negociaron la posibilidad de presentarse unidas contra la izquierda. Sin embargo, como a nivel nacional, primó la dispersión de estos aparatos, reproduciendo la división que existe entre los decanos frente a la Asamblea Universitaria. Barbieri y Franja Morada tendrán su lista, denominada "Graduados por la educación pública": un eufemismo para quienes convirtieron a la facultad de Económicas en un botín de negocios (y negociados). En segundo término, se presentarán los pibes de Schuster y La Cámpora con el nombre de "Unidos y Organizados".

La candidatura de Schuster no es más que una coartada del gobierno para legitimar la Asamblea del 5/12; finalmente, Barbieri cuenta con el apoyo explícito de Abal Medina y De Vido. Los militantes camporistas vienen de acompañar la designación policial de "sus" deKanos en las oficinas del rectorado cedidas por Hallú y Más Vélez. De fondo, todos han cogobernado la UBA durante estos años porque comparten la línea maestra de la privatización educativa: posgrados arancelados, títulos devaluados de la Coneau-Banco Mundial, salarios docentes de hambre, cajas extra-presupuestarias, fondos de las megamineras y pasantías truchas para empresas. La burocracia de Ctera, por su parte, presentó una lista fantasma llamada "Graduados en el Frente de Izquierda", que será impugnada por nuestros apoderados.

Así como sucedió con la promesa de reformar los estatutos de la UBA, en el Pelle también fueron incumplidos todos los compromisos asumidos en relación a las demandas del colegio. Hoy, los preuniversitarios siguen siendo dependencias del Rectorado, manejados desde la Secretaría Académica de la UBA por la profesora radical "Cati" Nosiglia. Desde allí, se baja una política de concursos que violenta los derechos laborales adquiridos por los docentes, la mayoría de los cuales viene trabajando desde hace años bajo formas precarias. Hace pocas semanas, Roitbarg, el actual rector, llegó a despedir arbitrariamente a tres profesores de Matemática, lo que motivó un paro de la AGD.

El presupuesto del colegio no alcanza para nada, al punto que el conjunto de las obras de infraestructura y mantenimiento son financiadas por los padres, a través de las cuotas de la cooperadora que no dejan de aumentar. Los que están peor que todos son los trabajadores del bar: allí, bajo la pantalla de la "inclusión", hay trabajadores discapacitados tercerizados que laburan nueve horas diarias por ¡1.400 pesos! Una verdadera infamia que se completa con el despido de la trabajadora que denunció esta situación.

La pelea en graduados del Pelle interesa al conjunto de la universidad. Un triunfo del FGD implicaría un nuevo pronunciamiento por la democratización, contra la Asamblea ilegítima del 5 de diciembre. Más que nunca, es necesario que todos los graduados volvamos al Pelle para votar en defensa de nuestra lucha de tantos años y en defensa de los reclamos pendientes de los estudiantes, docentes y trabajadores del colegio. La UJS se valdrá de esta elección para sumar a nuevos compañeros a la pelea por la democratización, ampliando la lucha a los graduados del Pelle que incluso no tienen hoy una relación directa con la UBA. Este 27 y 28 de noviembre, ¡todos al Pelle a votar al Frente de Graduados por la Democratización!

En esta nota:

Compartir

Comentarios