fbnoscript
21 de noviembre de 2013 | #1294

Gran avance de la izquierda y la UJS en el Comahue

Del 5 al 7 de noviembre se realizaron las elecciones de Centro de Estudiantes en General Roca, que agrupa a los estudiantes de las facultades de Derecho y Ciencias Sociales (Fadecs) y de Lenguas (Fadel). En Neuquén se renovó el Centro de Estudiantes de la Facultad de Humanidades y también el centro de la carrera de Trabajo Social, perteneciente a la Fadecs.

De conjunto, las elecciones de centro tuvieron como telón de fondo y como eje del debate la lucha contra el ajuste en la Universidad de Comahue (Unco). Este ajuste ha tenido una expresión muy concreta este año con la aprobación de una resolución que reduce el plantel docente y no docente de la universidad, y congela los fondos para becas e infraestructura. El ajuste ha sido la 'salida' que han dado las camarillas profesorales que detentan el poder en la Unco a un déficit financiero de 46 millones de pesos, el cual es fruto del ahogo presupuestario que sostiene el gobierno nacional y que somete a todas las universidades del país. Lo que se puso en juego en las elecciones estudiantiles fue qué centros hacen falta para hacerle frente a la avanzada ajustadora del gobierno nacional y las autoridades universitarias.

Por su magnitud (1.500 votantes) y por el desafío planteado, la mayor atención estuvo colocada en la lucha por la recuperación del centro de Sociales y de Letras. Allí, el Frente de Unidad y Lucha Estudiantil (Fule), integrado por la agrupación Independencia, la Cepa-PCR, la UJS-PO y decenas de compañeros no agrupados, recuperó el centro con el 39% de los votos. Luego de tres años de vaciamiento, la agrupación Compromiso Estudiantil, vinculada con el decano kirchnerista de la facultad y alineada con un sector del peronismo de la provincia de Río Negro, perdió con el 31,4%. Como agrupación del decanato y del gobierno, Compromiso apoyó el ajuste aprobado en el Consejo Superior y estuvo de espaldas a cada pelea librada por los estudiantes de la facultad. Se materializa, de esta manera, el planteo por el cual la UJS batalló durante este año y en elecciones previas, de poner en pie un movimiento estudiantil independiente, de lucha contra el gobierno y las autoridades reaccionarias.

En el caso del Centro de Trabajo Social, la lista "Mariano Ferreyra" de la UJS-PO ganó el centro con el 36,5% a la agrupación de la izquierda independiente La Grieta (Brecha), que obtuvo el 32,3%. El planteo de la UJS se centró en la necesidad de poner en movimiento al centro por las reivindicaciones más inmediatas de los estudiantes de la carrera, como parte de una pelea de orden más general contra el ajuste, ante la falta de iniciativa de la vieja conducción. Se demostró falaz la pretensión de La Grieta de extorsionar al electorado con la posibilidad de un triunfo de la derecha, pues El Puente (Franja Morada) hizo una magra elección del 14,6%. Fue notablemente considerado por los estudiantes el planteo de la UJS de vincular al centro con la lucha de los trabajadores y de los graduados de Trabajo Social en particular, para desenvolver y acompañar la lucha contra la precarización laboral en el Estado que los afecta especialmente.

En Humanidades, la Izquierda al Frente (JUS-PTS-CS) duplicó en votos al kirchnerismo, que retrocedió en un 30% respecto de la elección del año pasado. La UJS, que presentó lista allí, tiene el desafío ahora de ampliar su estructuración en esa facultad y así colaborar a poner en pie un movimiento estudiantil combativo, que pelee por las reivindicaciones que aún no han tenido un canal de organización.

Estos resultados significan un avance de la izquierda y un golpe al kirchnerismo y a las camarillas profesorales. Este paso adelante prepara al movimiento estudiantil para enfrentar el ajuste en marcha. Plantea, a su vez, el desafío de retomar la lucha por la democratización de la universidad ante la elección de autoridades que se desarrollarán en 2014, a la luz también del proceso que se desenvuelve en la UBA. En el Congreso ordinario de la Federación Universitaria del Comahue, que se realizará próximamente, la UJS batallará para que la federación recoja esta agenda y salga de la parálisis en la que se encuentra, votando un plan de acción.

Compartir