fbnoscript
9 de abril de 2014 | #1309

El Centro por la cátedra paralela y más presupuesto

TRABAJO SOCIAL - UNIVERSIDAD DEL COMAHUE

La conquista del Centro de Estudiantes de Trabajo Social por la agrupación Mariano Ferreyra-UJS en noviembre de 2013, se centró en la necesidad de poner en movimiento al mismo como parte de una pelea contra el ajuste del gobierno nacional y provincial: mientras se recortaron 49 millones de pesos del presupuesto, se hizo un convenio con YPF y Chevron para poner la Universidad al servicio del saqueo y la contaminación.

En este cuatrimestre, la pelea central es por las cátedras paralelas, cuando han despedido a diferentes docentes -incluso suspendieron a una docente marxista sin prueba alguna. Hay una gran campaña con firmas, pronunciamientos y movilizaciones para que los reincorporen y cese la persecución.

También exigimos una solución inmediata a los problemas de Trabajo Social: un edificio propio, equipamiento informático, subvención a la fotocopiadora y más becas.

Además de impulsar los debates en cursos y asambleas, estamos participando de la huelga docente. Hace unos días se cumplieron siete años del asesinato de Carlos Fuentealba, por lo que hubo una gran movilización y festival artístico de los que fuimos parte.

Los logros que hemos conquistado hablan de la necesidad que tienen los estudiantes de organizarse en torno a un programa claro y que dé respuesta a sus reclamos. Como UJS, siendo la conducción del Centro, estamos en esa sintonía: hay que pelear por mejores condiciones de estudio, por más presupuesto, por una democratización de la universidad y un cambio de su orientación social para que esté al servicio de la clase trabajadora y de los sectores populares.

Livio Harrasimovich y Oscar Morales, presidente y vicepresidente del CETS

Compartir

Comentarios