fbnoscript
24 de septiembre de 2014 | #1333

EXCLUSIVO DE INTERNET

Por la restitución del curso de Andrés Asiain

Las autoridades de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA separaron de su cargo al docente Andrés Asiain, un reconocido economista kirchnerista y militante de la "Cátedra Jauretche".

Las autoridades, excusándose en la falta de aulas en el horario de 17 a 19 horas, que el docente ocupa hace años, impusieron a Asiain un horario de (de 15 a 17 horas) donde él trabaja (al igual que la mayoría de los estudiantes). A partir de esta situación se desató una importante movilización de los alumnos de su curso y del activismo de la facultad para que su curso sea restituido al horario habitual.

Este caso es sólo un botón de muestra de la realidad de la facultad. Las autoridades de Económicas han desarrollado a fondo la precariedad docente. En la facultad, sólo 800 docentes tienen ciudadanía plena, mientras 2.200 tienen que trabajar sin designación y salario, en la más completa precariedad. Sumada a esta situación tan frágil, la estructura antidemocrática de gobierno permite que se realicen todo tipo de persecuciones a los docentes. En 2009, Marcelo Ramal sufrió la suspensión de un concurso que había ganado y sólo lo recuperó gracias a una intensa movilización contra este atropello.

El actual decano José Luis Giusti es un histórico radical afín al PRO y es sostenido por una alianza en el consejo directivo entre radicales y pejotistas K, estos últimos electos en la lista de Alberto Barbieri (ex decano y actual rector de la UBA).
El ataque a Asiain es todo un síntoma del postkirchnerismo en curso. La disgregación del oficialismo hace que Barbieri mire para otro lado cuando se expulsa a un docente de su mismo espacio.

Defendemos a los docentes cualquiera sea su tendencia ideológica o política, denunciamos que el gobierno nacional está al frente de la UBA en un acuerdo con Barbieri y Nuevo Espacio-Unen, y sostiene su política ajustadora. Planteamos la inmediata restitución de Andrés Asiain a su horario habitual.

En esta nota:

Compartir

Comentarios