fbnoscript
27 de noviembre de 2014 | #1342

UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN MARTIN

El Frente de Izquierda Estudiantil renueva la conducción del Centro de Humanidades

En las elecciones de Centro de Estudiantes de la Escuela de Humanidades en la Universidad Nacional de San Martín, el Frente de Izquierda Estudiantil -encabezado por la UJS- renovó su mandato por segundo año. El Movimiento Evita -que en las elecciones del año pasado había quedado en minoría por sólo cinco votos ante la mayoría conquistada por el Frente de Izquierda- decidió no presentarse a la elección, de manera tal que hubo elección con lista única.
 
Los 115 votos emitidos constituyen un pronunciamiento de los estudiantes por la defensa de un centro en acción, que desde hace un año viene desarrollando un enorme abanico de iniciativas para conquistar mejores condiciones de cursada y por una nueva orientación para la universidad, que actualmente funciona como una caja negra de los negociados del gobierno y sus empresarios amigos. Los votos emitidos constituyen, sobre todo, una derrota a la política del Movimiento Evita, que pretendió emprender un camino de vaciamiento del centro, tal como se realiza en otros centros de la Unsam -por ejemplo, Ciencia y Tecnología o Política y Gobierno, escuelas en las que hace más de tres años no se realizan elecciones y los centros se encuentran completamente disueltos. El Evita ha decidido cobijarse en los órganos de gobierno, funcionando como un mero "levanta manos" del decano Greco -un Boudou que fue expulsado de la Universidad de Quilmes por el acrecentamiento de su patrimonio en más de tres millones de pesos- y del rector kirchnerista Carlos Ruta.

Compartir

Comentarios