fbnoscript
13 de agosto de 2015 | #1376

EXCLUSIVO DE INTERNET

Universidad de Córdoba: el Rectorado K busca extender los lazos con el aparato represivo

Oscar Parilli -el nuevo Milani-, en su discurso junto con el Ministerio de Educación, anunció, con bombos y platillos, la firma de un convenio con cinco universidades de todo el país, con el objetivo de "aportarle entre 250 y 300 profesionales a los servicios de inteligencia". Este acuerdo busca ser extendido a la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

Resulta que a la camarilla K del rectorado no le alcanza con la firma de convenios millonarios con la policía de Córdoba, amparando la aplicación del Código de Faltas dentro de ciudad universitaria, con el cuál persigue y detiene todos los días a pibes en la universidad, como lo hace en el resto de los barrios populares. Jorge Reyna, el "güere" Pellico, Ismael Sosa son algunos de los casos de gatillo fácil que tenemos que lamentar, producto de la impunidad con la que actúa la narcopolicía de De la Sota.

El posible acuerdo con la AFI significa la lisa y llana colaboración de nuestra casa de altos estudios con la institución más podrida de la historia de nuestro país. No hay que olvidar que luego de la muerte de Nisman, el gobierno nacional buscó lavarle la cara a la Side, creando la AFI. Pero en los servicios "nacionales y populares" siguen actuando más del 80% de los agentes de la dictadura.

Es que para hacer pasar el ajuste, el reforzamiento del aparato represivo es una tarea fundamental por parte de la burguesía.

Los lazos de las camarillas que gobiernan las universidades del país con los servicios de inteligencia son extensos. Así lo expresa la crisis abierta en la UBA tras la renuncia de Richarte. Por su parte, la renuncia de Milani como jefe del Ejército, producto de la fuerte presión y lucha de los movimientos sociales, deja planteada la tarea de avanzar contra la impunidad garantizada por la pata armada del Estado.

Nuestra Campaña

Es en este sentido que con la UJS, desde principio de año, tomamos la tarea como parte central de nuestra intervención en la universidad, dando una lucha política sistemática contra el kirchnerismo que gobierna la UNC.

En las "jornada contra la impunidad" previas al 24 de Marzo, incansables luchadores como Elia Espen, Alberto Lebbos, Vanina Kosteki, Liliana Alaniz y Graciela Ledo denunciaron la política represiva vigente desde la dictadura y tiraron por tierra el doble discurso del gobierno sobre los derechos humanos. Con un masivo festival exigimos la destitución de Milani, la anulación del Código de Faltas y la inmediata eliminación de todos los convenios firmados entre la UNC y la policía provincial.

En el aniversario del Cordobazo, junto a la presentación de "40 balas" y de un folleto sobre el levantamiento popular del 69, realizamos un nuevo festival, que se transformó en una tribuna de denuncia contra el Rectorado y su complicidad con De la Sota; a días de las razzias policiales que terminó con la detención de 300 personas por Código de Faltas en las barriadas populares.

Mientras la Bisagra (agrupación del rectorado) hace esfuerzos inauditos para polemizar contra De la Sota, la camarilla a la que responden firma convenios millonarios con el mismo y ahora se apresta a formar a los servicios.

Rechazamos este nuevo intento de extender los lazos entre la UNC y el aparato represivo. Desde la UJS no queremos una universidad subordinada a los intereses de la burguesía y sus servicios de inteligencia que conspiran contra el pueblo.

Desarrollemos una gran campaña contra esta tentativa de las camarillas K, por la anulación de todos los convenios con el aparato represivo y la prohibición del Código de Faltas.

En esta nota:

Compartir

Comentarios