fbnoscript
1 de octubre de 2015 | #1383

BOLETO ESTUDIANTIL GRATUITO

Organicémonos en todos los municipios

Pese a que la Legislatura de la provincia de Buenos Aires aprobara, hace casi tres meses, el boleto estudiantil gratuito provincial, la ley sigue sin reglamentarse.
Scioli aprovechó la emblemática fecha del 16 de septiembre (aniversario de la Noche de los Lápices) para anunciar que de ser presidente extendería el boleto estudiantil a todo el país. Una demagogia de mal gusto por parte de quien deja una provincia bajo un derrumbe educativo monumental.
 
El boleto estudiantil gratuito para líneas provinciales fue conquistado luego de enormes movilizaciones estudiantiles y docentes, que lograron quebrar el cajoneo de Mariotto en el Senado. Para aprobarlo, excluyeron a docentes y auxiliares (contemplados en el proyecto votado por unanimidad en Diputados) y le pusieron un tope de 45 viajes mensuales.
 
La sanción del boleto es una conquista, pero para que abarque al conjunto de los estudiantes, debería regir también para las líneas municipales. La UJS tomó la iniciativa y presentó proyectos de ordenanza en ese sentido en una docena de distritos.
 
Algunos intendentes lo rechazaron de plano; otros, se comprometieron a discutirlo poniendo sobre aviso las "dificultades financieras" de las arcas municipales. A veces, encubriendo la quiebra detrás de dificultades técnicas -"esperemos la reglamentación del Poder Ejecutivo"- y otras veces argumentado que "no existen condiciones" para su aplicación.
 
Ante esto, exigimos la reglamentación inmediata de la ley de boleto estudiantil gratuito, un régimen provisorio de aplicación a escala municipal y su aprobación sin aumentar la tarifa que paga el grueso de los usuarios.
 
Junto a centros de estudiantes secundarios, terciarios y la Federación Universitaria de La Plata, estamos impulsando una campaña de acciones frente a los concejos deliberantes para reclamar su tratamiento en toda la provincia.
 
Este método contrasta de plano con la política de los agrupamientos kirchneristas -aún aquellos que han presentado proyectos al respecto- de basarse en un lobby parlamentario, ajeno a cualquier proceso de organización, que coloca este reclamo como moneda de cambio de nuevos subsidios y un tarifazo que compense las ganancias empresariales.
 
El parlamentarismo del Frente de Izquierda, por el contrario, siempre se ha puesto a disposición de la organización del movimiento popular. Más que nunca se expresa la necesidad de una fuerte lucha política por el voto de la juventud para reforzar nuestra presencia en el Congreso, las legislaturas y concejos deliberantes.
 
Vamos por la inmediata reglamentación del boleto estudiantil gratuito y su aplicación para las líneas municipales. La UJS se lanza a organizar esta lucha en toda la provincia. ¡Manos a la obra!

En esta nota:

Compartir

Comentarios