fbnoscript
23 de junio de 2016 | #1416

Congreso de la Fuba: una confrontación de estrategias

El debate en las comisiones y el plenario
Foto: Ignacio Smith
 
Durante el Congreso de la Federación Universitaria de Buenos Aires (Fuba), en simultáneo al debate sobre la conducción, hubo cuatro comisiones (movimiento estudiantil, política nacional, América Latina y mujer) y un plenario general para votar un programa y un plan de acción para la Federación. Nuevo Espacio (Franja Morada) y el macrismo no participaron de estas instancias, por lo que el debate allí se concentró entre quienes buscaron un salvataje del kirchnerismo (y el nacionalismo burgués en general) y quienes defendimos el carácter independiente de la Fuba.
 
Movimiento estudiantil
 
La Cámpora votó demagógicamente en contra de los posgrados arancelados, de las pasantías precarizadoras y del reclamo del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) para los docentes -esto cuando los decanos K hacen convenios con Pan American Energy o arancelan cursos en el Laboratorio de Idiomas y acuerdan con la burocracia sindical para no implementar el CCT. Pero en dos puntos mostraron la hilacha: 1) rechazaron exigir la derogación de la LES (Ley de Educación Superior), porque “es un tema complejo” y 2) rechazaron la convocatoria a un Encuentro Nacional de Estudiantes durante el Congreso de la FUA en Rosario. En este último punto contaron con el apoyo de La Mella-Patria Grande, demostrando que su orientación no es el reagrupamiento de los estudiantes que luchan para derrotar el ajuste, sino el armado de un bloque político común con La Cámpora, contra la izquierda.
 
Jubilados
 
La comisión de situación política nacional estuvo marcada por el debate sobre la ley ómnibus de blanqueo y pago a los jubilados. Contra nuestra moción que reclamaba “un aumento de emergencia de 6.000 pesos a todos los jubilados, el pago de todas las retroactividades con o sin juicio, el 82% móvil y la restitución de los aportes patronales”, La Mella y los K impulsaron una formulación que defendía que “el derecho de los jubilados a cobrar una jubilación digna nunca puede ser a costa de destruir el sistema previsional (¡sic!)”. Es decir, que Patria Grande supedita el pago a los jubilados a la defensa abstracta del “sistema previsional”. Pero si el “sistema previsional” no es para pagarles a los jubilados, entonces, ¿para qué es? Estamos ante un rescate total de la política kirchnerista de subsidios al capital y pago de la deuda con los recursos de la Anses, que han transformado las jubilaciones en “dádivas” a los jubilados y no en un derivado del salario (82% móvil).
 
Milagro Sala
 
Como no podía ser de otra manera, la caracterización sobre la detención y la figura de Milagro Sala fue otro factor de clarificación. La moción defendida por La Mella y los K planteaba que Milagro Sala fue detenida porque es “mujer, coya, negra, jujeña y dirigente política y social” y no hacía mención alguna al trabajo precario y los métodos punteriles que caracterizan a la organización que dirige, la Tupac Amaru. La UJS enmarcó la detención de Milagro Sala en la ley antiterrorista de CFK y defendió que “el reclamo de la Fuba por la libertad de Milagro Sala no debe confundirse con un apoyo a su política y a su organización”.
 
América Latina
 
Los debates sobre Venezuela, Brasil y Cuba marcaron dos estrategias políticas antagónicas para la juventud: la de revivir el muerto del lulismo-chavismo-kirchnerismo, o pelear por una alternativa de poder de los trabajadores. No deja de llamar la atención, sin embargo, la forma vergonzante en la que La Mella y los K desarrollaron esta polémica, evitando dar apoyo explícito a los gobiernos nacionalistas, dado que están fuertemente desprestigiados en la juventud.
 
Plenario general
 
En el plenario general se hicieron presentes las agrupaciones K que durante años habían boicoteado el Congreso de la Fuba en todas sus instancias. Las mociones de los K y La Mella sumaron 470 votos, contra 325 que reunió mayoritariamente la UJS (unos 30 correspondían a Comunismo Revolucionario e Izquierda Socialista). De esta forma, el Congreso de la Fuba terminó aprobando, en algunos aspectos, posiciones que significan un retroceso respecto al programa de independencia política de los anteriores congresos. Claro está que el resultado general del Congreso -fracaso del copamiento kirchnerista- matiza este retroceso.
 
Mención aparte merece el PTS, que con la excusa de rechazar el “Frente Ciudadano en la Fuba”, boicoteó el plenario general. Mientras se desarrollaba ante sus ojos una pelea concreta contra los K para defender una política independiente en la Fuba, el PTS se inventó otra pelea, a la medida de su estrechez política, y se dedicó a atacar a la UJS.

Compartir

Comentarios