fbnoscript
9 de marzo de 2017 | #1449

La Fuba marchó el 7 en la columna independiente

Por Julián Asiner Presidente de la FUBA
La Federación Universitaria de Buenos Aires participó el martes pasado de la marcha organizada por las centrales obreras al Ministerio de Producción. Lo hizo en la columna independiente encabezada por los obreros de AGR Clarín, con un planteo diferenciado de la burocracia convocante. Reivindicamos la necesidad de un paro activo ya y denunciamos la complicidad de los gobernadores peronistas y kirchneristas con el ajuste de Macri. Esta posición fue adoptada por la Fuba tras un intenso debate en Junta Representativa.
 
Allí, la copresidencia de La Mella defendió “marchar en unidad”, disolviendo una federación estudiantil recuperada como la Fuba detrás del triunvirato de la CGT.
Esta rendición es el resultado de una línea de sumisión al kirchnerismo que, en pocos meses, sirvió para reconciliar a esta agrupación juvenil con dos pilares de la política patronal: la burocracia sindical y la Iglesia (recordemos que Patria Grande se opuso a que el próximo Encuentro Nacional de Mujeres se hiciera en la Capital, bajo la mirada atónita de la militancia).
 
El antecedente inmediato de este derrotero se había producido al momento de discutir el aporte de la Fuba al fondo de lucha de AGR Clarín. En ese entonces, La Mella planteó que el dinero de los estudiantes fuera depositado, no en la cuenta de los trabajadores despedidos, sino en… ¡la de la burocracia del sindicato gráfico, la misma que al día de hoy sigue habilitando la impresión de los trabajos de AGR en las empresas que dirige! Una canallada que coloca a La Mella a la derecha de los hermanos Moyano, y de tantos otros que se solidarizaron directamente con los obreros en lucha.
 
En la Junta Representativa de la Fuba, las posiciones de la copresidencia de la UJS -en relación con la unidad con la clase obrera en lucha y a la independencia respecto de los partidos patronales y la burocracia sindical- se abrieron paso reuniendo el apoyo de una mayoría de centros. Pero es necesario que el movimiento estudiantil tome nota de las divergencias estratégicas que cruzan a la actual conducción. La Mella empeñó sus ideas de cambio social en la expectativa de una candidatura pejotista de CKF en la provincia de Buenos Aires.
 
El desarrollo de un fuerte movimiento en la universidad contra el ajuste de Macri y el rectorado, en apoyo a los docentes y por todas nuestras reivindicaciones, es el mejor terreno para superar en la lucha estos planteos capitualdores.

En esta nota:

Compartir

Comentarios