fbnoscript
9 de junio de 2017

La crisis edilicia golpea los colegios de Santa Cruz

Por Fede UJS
UJS
La crisis educativa en la provincia no sólo se refleja en la oferta salarial de miseria de la gobernadora Alicia Kirchner a los docentes (que ha desatado una fuerte lucha de los trabajadores), sino también en el derrumbe edilicio.
 
Los casos del Polivalente y el colegio secundario de El Chaltén son emblemáticos: el primero, luego de años sin mantenimiento entró -gracias a la lucha- en un plan de refacción y ampliación. La obra se inició en 2015 y en ese mismo año se paralizó. Luego de movilizaciones y sentadas se consiguió su reactivación en 2016, para paralizarse nuevamente a principios de este año. Actualmente fue reactivada una vez más, aunque con un futuro incierto.
 
En El Chaltén, el único colegio secundario no tiene la infraestructura suficiente para albergar a todos los estudiantes. Los trabajadores y sus hijos fueron sistemáticamente ignorados por el gobierno provincial, en su reclamo por nuevos edificios.
 
Este año estallaron los problemas edilicios en el Conservatorio Provincial de Música y el IPES, dos terciarios de la capital provincial. Las faltas de calefacción y de luz han quitado los pocos días de clases en estas instituciones que no poseen siquiera un edificio propio (el  IPES y la carrera Artes Visuales funcionan actualmente en el Conservatorio).
 
A esto se le suma que muchas instituciones denuncian haber dejado de recibir los insumos de limpieza necesarios en ¡agosto de 2016!. Y además, que muchos colegios son amontonados en un solo edificio, como el Secundario 19 (que alberga 3 diferentes), y el Ladvocat (que tiene 4).
 
Esta crisis explota como parte del saqueo sistemático de los fondos públicos a lo largo de 26 años de kirchnerismo en la provincia y del desfinanciamiento histórico de la escuela pública en favor de la privatización de la educación. No es ajena a esto la administración municipal de Río Gallegos, encabezada por Roberto Giubetich (Cambiemos).
 
Luchemos por un Congreso de Trabajadores para dar una salida propia a la crisis educativa y la crisis más general de la provincia.

Compartir

Comentarios