fbnoscript
17 de octubre de 2018

Educación sexual: la cruzada de la Iglesia contra la juventud

Organicemos una fuerte respuesta.

La reacción eclesiástica y evangélica continúa su campaña contra la educación sexual laica y científica, ahora avanzando sobre las escuelas

En La Plata, hace pocas semanas autoridades de un colegio confesional despidieron a un docente que en su clase propuso comenzar a hablar con lenguaje inclusivo y abordar la sexualidad con estudiantes de 4° y 5° año. En otra escuela, grupos antiderechos con pañuelos celestes irrumpieron hace pocos días increpando a las autoridades y a las estudiantes, gritándoles “asesinas” y llamando a la policía, acusando de “no respetar la ciencia y la biología” -lo que terminó en un escándalo en pleno centro de la ciudad.

Los mal llamados defensores de las “dos vidas” tienen planteada una cruzada nacional contra la educación sexual integral y particularmente en aquellas provincias donde el Frente de Izquierda presentó, al igual que en el Congreso Nacional, proyectos de ley para garantizar su carácter laico y su dictado obligatorio. Quienes debatiendo en contra del aborto propugnaban por la ESI, hoy salen a combatirla.

Los provocaciones y agresiones a estudiantes y docentes en la Provincia de Buenos Aires tienen como marco más general los pactos de este sector con el gobierno de María Eugenia Vidal, para frenar el proyecto presentado por Guillermo Kane desde la banca del PO-FIT que ya tiene media sanción en la Cámara de Diputados bonaerense. En este escenario, defender la injerencia de las Iglesias en las escuelas bonaerenses se volvió una cuestión de estado.

El caballito de batalla de estos carcamanes sería una supuesta cruzada frente a la “ideología de género” por la que se induciría, desde las aulas, a que los alumnos tomen una orientación sexual distinta a la que nos propone el esquema de las Iglesias y la “santa familia”. En contraste se propone una ESI… clerical, como ya viene ocurriendo en la provincia de Salta, donde los cupos para capacitación docente para el área fueron prácticamente copados por el clero. La ESI clerical lo único que propone es una “ideología” de la homofobia, discriminación y “tolerancia cero” hacia las comunidades LGTBI+, además de la castidad y otras yerbas medievales.

La juventud tiene que ganar esta partida

Es fundamental que toda la juventud, el movimiento estudiantil y el de mujeres defiendan una educación sexual laica y científica frente a la “ESI” clerical.

Las mujeres vienen de un masivo encuentro nacional en Trelew, donde el mayor de los datos es la presencia de la ola verde por las calles de Chubut y la gran asistencia a los talleres de Educación Sexual Integral. Planteando la separación de la Iglesia del Estado a raíz de la gran movilización y fuerza que demostró el gran movimiento de mujeres argentino en la lucha por el aborto legal seguro y gratuito.

La lucha por la educación sexual integral se abre paso de la mano de la juventud, contra un régimen que se juega a fondo a defender el rol oscurantista y clerical en la educación.

Es clave reforzar esta pelea. En cada distrito de la provincia de Buenos Aires, junto a los docentes, se vuelve primordial impulsar acciones votadas en asambleas: desde abrazos simbólicos a las escuelas, pasando por encuentros que discutan la ESI y voten planes de difusión y acción, hasta murales y festivales. Las acciones de cara a la comunidad servirán para ganar a la población a esta pelea clave de toda la juventud frente al oscurantismo medieval. Frente al slogan de los pañuelos celeste de #conmishijosnosemetan, planteamos que #laiglesianosemeta en la educación de nuestra juventud.

¡Separación de la Iglesia del Estado y la educación! ¡Las pibas ya elegimos! Educación sexual integral laica y científica.

En esta nota:

Compartir

Comentarios