fbnoscript
12 de marzo de 2019

“Imputados” porque sus hijos tomaron los colegios

Abajo la regimentación de la juventud.
Por Corresponsal

La fiscalía n° 31 de la Ciudad de Buenos Aires, que encabeza Carlos Rolero Santurian, imputó a 43 padres y madres por “no haber impedido” que sus hijos tomen colegios durante el año 2018.

Según la información brindada por funcionarios de la fiscalía, se abrieron cuatro sumarios, por las tomas de las escuelas Mariano Moreno, Rogelio Yrurtia, Presidente Roque Sáenz Peña y Vicente Lopez y Planes. Los progenitores serían citados para comunicarles la imputación durante los días 18, 19 y 20 de marzo.

Mediante el apriete a los padres, Horacio Rodríguez Larreta busca extorsionar a la juventud que viene tomando los colegios en defensa de la educación pública y por el aborto legal, como lo reconoce sin tapujos el diario Clarín: “Así, el Gobierno porteño busca sentar un precedente para evitar futuras tomas en escuelas públicas” (11/3).

Si toman el colegio, hay tabla (y también para sus familias)

Más allá de que las tomas no son delito, el hecho de imputar a los padres representa un absurdo judicial, dado que no hay delitos que sean delegables. La extorsión a los que luchan no reconoce ni la legalidad burguesa.

Las imputaciones llegan luego de que el año pasado el gobierno porteño, a través de la ministra de Educación Soledad Acuña, lanzase un protocolo “antitomas”: la disposición instaba a los directores –bajo amenazas de sanciones– a identificar a los estudiantes y a llamar a sus familias para que los retiren; y, en caso de que no lo hiciesen, a identificar a los padres para luego abrirles causas judiciales.

La política represiva del macrismo contra lxs estudiantes secundarixs viene de larga data: desde el 2008 el gobierno porteño viene confeccionando listas negras de estudiantes que participen de las tomas.

Preparemos la respuesta estudiantil

En un año en el cual el acuerdo con el FMI profundizará la crisis educativa en todos sus niveles, las acciones judiciales contra los padres tienen que alertar al conjunto del movimiento estudiantil de lo que busca mostrarse como una acción represiva contra todxs lxs estudiantes que luchan.

Desde la UJS propondremos que la Federación Universitaria de Buenos Aires, la CEB (Coordinadora secundaria), la CET (Terciarios) y la FUNA (de la Universidad Nacional de las Artes) realicen una acción común junto a los familiares imputados y todos aquellos que vienen apoyando la lucha de sus hijos.

Compartir

Comentarios