fbnoscript
26 de febrero de 2020

Campamento UJS de Córdoba: un refuerzo para enfrentar la etapa de rebeliones y crisis capitalista

Por Juan Ibáñez
UJS Córdoba

En Tanti, sierras de Córdoba, se desarrolló este pasado fin de semana el campamento provincial de la juventud del Partido Obrero. Con una destacada presencia de la juventud de las barriadas populares, en la que se destacan la juventud secundaria y de trabajadores precarizados, más la juventud de la universidad y terciarios desarrollamos está actividad de formación política y espaciamiento que nos deja mejor preparados para los próximos desafíos

La gran iniciativa política que significó este campamento refuerza una juventud de la provincia mucho mejor preparada para los desafíos que se vienen, con tareas inmediatas como una gran movilización los próximos 8 y 24 de marzo, pero también con la necesidad de llevar a fondo la perspectiva de independencia política de la juventud, en un cuadro de ajuste tras de otro  y de rebeliones en Latinoamérica, que marcan el rumbo de lucha que les jóvenes debemos tomar junto a la clase obrera.

En consonancia con el campamento nacional llevamos adelante dos cursos. El central que analizó las rebeliones en Latinoamérica y la estrategia de la izquierda revolucionaria y el segundo Mujer y Socialismo. El primer curso mencionado estuvo a cargo de Jorge Navarro y Emiliano A., quienes expusieron conceptos fundamentales para entender el rol del imperialismo, el papel de los gobiernos del nacionalismo burgués que se subordinan al imperialismo a la vez que actúan como bloqueos de una perspectiva política propia de la clase obrera y la necesidad de un partido de combate para la organización revolucionaria

Desde esa concepción teórica política llevamos adelante las clases de los cursos, entre mates y naturaleza pudimos desglosar las particularidades de este proceso abierto, en el que particularmente nos detuvimos en el tema de la deuda externa que asfixia a las economías regionales y que son la excusa para llevar adelante nuevos ajustes sobre les trabajadores.

En la segunda clase y luego de las comisiones donde debatimos las principales conclusiones, abordamos la historia de los golpes de Estado en Latinoamérica, el programa de transición y su plena vigencia en la actualidad. Nos esforzamos para señalar la delimitación práctica estratégica de la izquierda revolucionaria con las fuerzas políticas de tinte nacionalista burgués en la lucha contra el imperialismo que quiere llevar a fondo el sometimiento de los países latinoamericanos al capital financiero.

Las conclusiones y tareas de este primer curso las vimos cuando ya el domingo se apagaba detrás de las sierras. En principio analizamos el problema de la dirección de las rebeliones y avanzamos más a fondo en la delimitación con el nacionalismo y la izquierda democratizante, en particular del Foro de San Pablo y el rol de las fuerzas que lo integraron en las crisis que sacudían la región. Nos situamos en la actualidad con el golpe en Bolivia, y la rebelión en Chile, Ecuador, etc., como expresiones de una nueva vuelta de tuerca del imperialismo en su avanzada contra los países periféricos de la región y también como expresión más avanzada de la conciencia y organización de les trabajadores.

El segundo curso que llevamos adelante tuvo como eje central la historia de lucha la mujer trabajadora, a cargo de las compañeras Soledad Díaz, Cintia Frencia y Fio B.

Con las compañeras, vimos el movimiento de mujeres que estalló en el 2015 por el derecho al aborto y contra los femicidios y la violencia machista que tiene al Estado capitalista como responsable directo mediante el refuerzo de los lazos con las iglesias para regimentar a las mujeres y disidencias. Las compañeras reforzaron la necesidad de que los derechos que las mujeres se conquistan en las calles junto a les trabajadores que luchan por el salario y contra el ajuste de los partidos patronales y el FMI.

De cara a la campaña del 8 de marzo todas esas conclusiones serán puestas en práctica. En ese sentido, la charla debate que realizaremos el próximo 3 de marzo, con Thelma Fardin y la legisladora del FIT Soledad Díaz será una gran oportunidad para interesar a más compañeres en que la juventud tiene salida si se organiza y lucha junto a la izquierda

Sin dudas, este campamento fue un punto de apoyo para la incorporación de nuevos compañeres, y maduración de la necesidad de la construcción de los partidos obrero, cómo herramientas de la clase obrera para llevar a un cambio de fondo de este sistema social que es el camino del gobierno de trabajadores y el socialismo.

En esta nota:

Compartir