fbnoscript
1 de junio de 2020

La pandemia y la angustia en niñes y adolescentes de Córdoba

En la provincia de Córdoba se ha desarrollado una encuesta respecto a “¿Cómo se sienten les niñes y adolescentes en el encierro de la cuarentena?” por parte de la Defensoría de la Niñez. Las cifras registradas responden que el 51 % de les adolescentes cordobeses siente angustia. Con lo cual, las respuestas hostiles del presidente respecto a qué pasa con la angustia de la población, provocadas por el aislamiento y encierro, no son adecuadas para el cuidado de la salud mental.

Según la mencionada encuesta, el 31% de les niñes se sienten angustiados, aumentando al 51% en les adolescentes. Además de la angustia, se registran altos índices de ansiedad en la niñez, extrañamiento, uso inadecuado del tiempo por falta de motivación y recursos, mala alimentación y también se registra frustración. Por otra parte, se da cuenta de que la exposición y el uso de dispositivos tecnológicos durante horas -entre 3 a 5 horas en les niñes y hasta 9 horas en les adolescentes- son perjudiciales para la salud mental.

El estudio mencionado también demuestra que la crisis económica no es ajena para les niñes y adolescentes: el 70% de las familias de la provincia de Córdoba tiene una gran caída en sus ingresos, significando en los barrios más pobres la dificultad de comprar alimentos, empeorando la alimentación de las familias y el ánimo dentro de las casas para permanecer en el confinamiento.

Ahora, también podemos ver datos alarmantes respecto a cómo se incrementó el uso de medicación sin prescripción médica señalando que las principales causas se vinculan al agravamiento de diversos cuadros emocionales como ansiedad, nervios, dificultades en la relajación y trastornos del sueño y un aumento en el consumo de alcohol, así como también en las consulta psicológicas.

Es necesario atender el estado de situación en la salud mental y comunitaria que está provocando el aislamiento obligatorio, especialmente de los sectores en las zonas de mayor vulnerabilidad social, que hoy son los más expuestos al contagio de Covid-19.

En este cuadro, urge que se dé respuesta a los reclamos de las y los trabajadores del ámbito de la salud mental en la provincia. Además de la implementación de equipos interdisciplinarios en salud mental con psicólogos, psiquiatras, acompañantes terapéuticos y comunitarios, así como también trabajadores sociales para una intervención en las zonas más afectadas por la cuarentena. En ese sentido, exigimos de manera urgente el aumento de presupuesto invertido en salud mental.

 

En esta nota:

Compartir