30/08/2012 | 1237

Congreso de la FULP: el vaciamiento continúa

EXCLUSIVO DE INTERNET


El congreso de elección de autoridades de la Federación Universitaria de La Plata reeligió al frente de conducción integrado por el Frente Darío Santillán-PCR-Libres del Sur, que se impuso con 59 votos. En segundo lugar quedó un frente de todas las fuerzas kirchneristas de la universidad, con 56 votos. Detrás se colocaron Franja Morada con 39, el Frente de Izquierda (PTS-PO) con 6 y el Nuevo MAS con 1.


El congreso se encontró signado por la lucha política abierta que se desenvuelve a nivel nacional, en la cual el kirchnerismo intenta ir a fondo en la regimentación de las organizaciones estudiantiles. Esta pelea tiene un antecedente inmediato en el sabotaje del congreso de la Fuba y en la fractura de la FUA, por parte de los K.


El afán del kirchnerismo en disputar el movimiento estudiantil está indisolublemente ligado a la necesidad del gobierno de avanzar en descargar el ajuste sobre la educación pública, en el marco de una profundización de la crisis fiscal. En el caso de la Universidad platense, en contraste con otras universidades, las fuerzas kirchneristas han registrado un desarrollo, encontrándose en la conducción de seis centros de estudiantes sobre un total de 17.


Este avance registrado por el gobierno no puede estar disociado del papel jugado por el resto de las fuerzas actuantes. Sucede que la Fulp se encuentra en una profunda parálisis. La Federación ha carecido de la menor iniciativa política y de movilización. Desde esa comprensión es que importa -a la hora de indagar en las causas del impasse- apreciar la adaptación política de su conducción, el Fpds, a la política kirchnerista. El apoyo que le ha dado a la reprivatización K de YPF o la negativa de la Santillán de participar del acto y movilización convocado por la CGT contra el impuesto al salario, son muestras claras de esa adaptación. A lo que se suma su participación de un acto rupturista y filo kirchnerista el 24 de marzo, que saboteó la convocatoria del "Encuentro Memoria Verdad y Justicia", o su apoyo a la Ley de Medios K, factor determinante en su momento que llevó a la derrota de la izquierda en Periodismo, bastión del kirchnerismo puro. El propio "espacio" que la Santillán pretende contar para sí fue horadado por la acción K. Liberación -Quebracho-, el año pasado votó al frente de conducción, mientras que este no lo hizo, a pesar del ajustadísimo margen por el que se impuso en esta oportunidad.


El pase del "espacio" Santillán al "espacio" K no requiere de grandes saltos. El discurso "basista" y "autonomista", que alaba la lucha sin programa, ha servido como matriz ideológica para esta adaptación política, lo que llevó al vaciamiento y a la paralización de la Fulp como factor político y de movilización. De ahí se explica el papel jugado por la Federación en cada pelea del movimiento estudiantil, donde lejos de ser un factor de impulso, ha funcionado como un lastre.


El Fpds realizó, previa al congreso, una convocatoria al conjunto de las fuerzas de izquierda a conformar un frente para enfrentar al gobierno; es decir, un giro en relación a su política cotidiana. Sin embargo, el carácter positivo del planteo fue opacado por su oportunismo, ya que se dedicaba a hacer un exhaustivo autobombo del papel -nulo- jugado por la Federación, al mismo tiempo que rechazaba la propuesta de la UJS, que al reivindicar la política de frente único, propuso la realización de un plenario común del potencial frente, que balancee un trabajo, discuta un método y un programa y le imprima una nueva marca a la Fulp. La negativa de la Santillán de avanzar en un cambio de política vaticina la continuidad y la profundización del vaciamiento de la Federación.


El frente integrado por la UJS-PO y el PTS ha sido la única expresión independiente que pretendió superar el impasse en el que se encuentra la Fulp. Sobre la base de una sistemática delimitación política del gobierno y del impulso de la movilización estudiantil es necesario avanzar en la recuperación de los centros de estudiantes en las elecciones de noviembre.