01/09/2011 | 1192

12 al 16 de septiembre: Elecciones en la UBA

Entre el 12 y el 16 de septiembre se realizarán, simultáneamente, las elecciones de la UBA para centros de estudiantes y consejos directivos. La excepción será el Centro de Ingeniería, que vota la semana del 19. Nuevamente, la UJS se presenta en las 13 facultades. Los resultados definen no sólo la realidad de cada Facultad, sino también los delegados para la Fuba. También prepara la votación para el próximo Consejo Superior.

Carta Abierta y destituyentes, unidos por los negocios

Cabe recordar que el kirchnerismo y el radicalismo cogobiernan la UBA: el rector Hallú es K y las secretarías más importantes están en manos radicales. Durante este año electoral, sin embargo, estallaron ciertas crisis, que expresan el intento de un sector de las autoridades kirchneristas para ganar espacio. Un ejemplo se dio con el “debate” que organizó la UBA para las elecciones de Capital. La movida fue impulsada especialmente por el sector K contra el macrismo (que tiene su expresión en la UBA a través de radicales reciclados) para levantar a Filmus. La respuesta “destituyente” fue filtrar a Clarín los gastos injustificables que el evento generó.

Sin embargo, estos choques no llevan a quebrar, hasta el momento, la cogestión entre kirchneristas y radicales. Sucede que la unión está cimentada sobre grandes negociados conjuntos y una orientación social capitalista hacia la educación. Así, por ejemplo, el escándalo de las pasantías Económicas-AFIP mostró un fraude laboral que encontraba al gobierno de un lado del mostrador y a los radicales del otro.

La pelea integral

Tomadas de conjunto, las elecciones estudiantiles vuelven a enfrentar a la izquierda contra las fuerzas del régimen. El año pasado, dos nuevos centros fueron recuperados de manos de la Franja Morada y aliados reconvertidos al kirchnerismo respectivamente -Farmacia y Medicina. Estas conquistas del movimiento estudiantil están en la mira del rectorado y las camarillas, que han invertido cuantiosos recursos para desbancar a la UJS y sus frentes de la conducción. También aquí, los K y la Franja postergan diferencias en pos de un “objetivo superior”. Así, suman sus votos en las Directivas contra la izquierda. En Odonto, el hartazgo estudiantil con la conducción ultraderechista y privatista del AFO anuncia un gran avance de V PAR (UJS e independientes). La desesperación es tal que los “chetos” que dirigen el Centro armaron la lista de La Cámpora junto a las autoridades, con el objetivo común de dividir los votos de la oposición y contener el avance del V PAR. Tienen profundo temor del “efecto Medicina-Farmacia”.

La izquierda

En las facultades humanísticas se procesa un debate entre las fuerzas de izquierda respecto de cómo enfrentar la ofensiva del régimen de camarillas en su versión K. En Sociales el copamiento es total: la gestión de Caletti ha usurpado el nombre de la facultad para apoyar al gobierno. Frente a esta situación, La Juntada (Mella y aliados), que dirige el Centro, se adaptó en todos los planos, dejando que la gestión avance y las agrupaciones estudiantiles K se envalentonen. Finalmente, La Mella hizo campaña por el voto a Filmus-Tomada. En Filo, donde conducen los mismos, la gestión K de la Facultad pudo borrar de la agenda el problema de un nuevo edificio que el esfuerzo del movimiento estudiantil conquistó el año pasado, gracias a que La Mella y compañía se dedicaron a hacer la plancha y “administrar”, al mejor estilo Durán Barba. Esta adaptación al kirchnerismo y las camarillas impulsó un reagrupamiento del conjunto de la izquierda y el activismo para recuperar el Centro y los consejeros a una senda de lucha independiente. Así, en ambas facultades tuvieron lugar plenarios abiertos convocados por nueve agrupaciones, las que provienen de diversas experiencias. Estas reuniones convocaron a más de 300 estudiantes en cada caso. El rechazo a la cooptación del kirchnerismo y sus funcionarios da paso a una experiencia de lucha común.

Vamos por más

La UJS-PO sigue siendo la única fuerza que se presenta en las trece facultades. Hemos organizado frentes únicos para enfrentar a los partidos y agrupaciones que defienden el régimen camarillesco de los negociados capitalistas en la UBA, cuya máxima expresión es la cogestión K-Franja. Tenemos el desafío de revalidar las posiciones conquistadas (cinco presidencias de las trece en juego) e ir por nuevas, para que sean más los centros y los consejeros que defiendan una perspectiva independiente respecto de las autoridades, el gobierno y su oposición patronal. Será un aporte más a la pelea sistemática, para que el movimiento estudiantil sea un sujeto de la transformación social en estrecha unidad con la clase obrera.

En esta nota