07/06/2007 | 995

“Hay que extender la lucha por la democratización del Pellegrini”

Julian Asiner, del Centro de Estudiantes del Pelle

-¿Cuáles son los motivos fundamentales por los cuales han emprendido esta pelea por democratizar la escuela?


-El reclamo de la democratización, a través de un Consejo Directivo, es un reclamo histórico de los estudiantes del Pellegrini; y por suerte hoy en día estamos logrando instrumentar una lucha para conseguirlo. Fue fundamental, de todos modos, el hecho de que el Consejo Superior de la UBA, que asumió tirándonos balas de goma a los estudiantes universitarios y secundarios, quisiera elegir rector sin siquiera consultarnos. Nosotros teníamos muy en claro que cualquier rector electo por el Consejo Superior reaccionario vendría para derrotar el movimiento por la democratización que se puso en pie el año pasado de la mano de la Fuba; y al mismo tiempo, entendíamos que no existía la posibilidad de efectivamente reorientar el colegio en función de los intereses de sus estudiantes y trabajadores sin luchar consecuentemente por el Consejo Directivo con estudiantes y trabajadores.


-¿Cuál es el estado actual del conflicto? ¿Qué rol juegan sectores como los padres, la burocracia de CTERA, etc.?


-Hoy en día, estamos empeñando todos nuestros esfuerzos en evitar que entre el privatizador Viegas. A la vez que mantenemos las clases y el normal funcionamiento de la escuela, estamos sosteniendo un piquete en la puerta con la ayuda de docentes de AGD y muchos padres para que Viegas no entre; los padres están atravesando un proceso de radicalización muy fuerte a partir de apoyar nuestra lucha. Por el momento la medida de lucha está funcionando. De todos modos, hemos chocado con la burocracia de Ctera, que jugando un rol abiertamente carnero, ha llamado a un paro indefinido hasta que el “rector” electo arbitrariamente por Hallú pueda asumir sus funciones. Están realizando lo que podría definirse como un “lock-out” patronal en el Pelle, con el argumento de que Viegas les prometió la titularización docente. Pero aceptar que asuma a cambio de esa promesa no es más que aceptar la extorsión política de este privatizador. Una gran tarea que tenemos planteada es clarificar esta cuestión de cara a los docentes organizados en torno a UTE-Ctera.


-Hallú, Viegas y Ctera pretenden hacerle creer a todo el mundo que ustedes no plantean ninguna salida a esta situación, y que por el contrario ellos sostienen una posición de negociación para destrabar el conflicto.


-Esa pretensión choca de lleno con la realidad. En primer lugar, hemos votado en asambleas generales organizadas por el Centro de Estudiantes, la Comisión Interna No Docente y la Comisión Interna de AGD un programa con toda una serie de reivindicaciones que le dan una salida a esta lucha: titularización y carrera docente; pase a planta permanente de los no docentes contratados, por una bolsa de trabajo controlada por la Comisión Interna para los cargos nuevos; por una comisión resolutiva de estudiantes y docentes para reformar los planes de estudio; que se garanticen los viajes de estudio; ningún rector electo por el Consejo Superior, por un Consejo Directivo con estudiantes, docentes y no docentes. Claramente, los que planteamos un programa que da salida a los problemas del colegio somos nosotros. Hallú, Viegas y la burocracia de Ctera no plantearon en ningún momento una salida de este tipo; y al mismo tiempo, la “negociación” que proponen es una truchada: si no se hace en sus términos (es decir, sobre la base de que asuma Viegas), no negocian. Entonces, ¿quiénes son los que quieren solucionar los problemas del Pellegrini?


-¿Qué pensás de la situación del Buenos Aires? ¿Qué desafíos le plantea la lucha del Pelle al resto de los secundarios?


-Creo que los compañeros del Buenos Aires han cometido un error al pensar en la posibilidad de que una rectora puesta a dedo por el represor y privatizador Hallú pueda y quiera, al mismo tiempo, ponerse del lado de los estudiantes para llevar adelante una lucha consecuente contra el Consejo Superior por todas las reivindicaciones de los estudiantes. González Gass forma parte de la burocracia de Ctera que hoy está funcionando como correa de transmisión de Hallú y Viegas en el Pelle. ¿Por qué habrían de tener una política diferente en el Nacional? De todos modos, y por suerte, varios compañeros del Buenos Aires se están dando cuenta de que no hay que confiar en ningún rector electo por el Consejo Superior y que la única forma de democratizar los preuniversitarios es a través de nuestra lucha, contra las camarillas y sus rectores. Vamos a esforzarnos también para que el Nacional vuelva a luchar junto con el Pelle por este reclamo. Pero el problema de la democratización no se reduce únicamente a los preuniversitarios: tanto es así que la CES y las asambleas de los distintos colegios tomados y en lucha por la calefacción están debatiendo la necesidad de democratizar las escuelas para revertir la privatización de la educación y ponerla al servicio de estudiantes y trabajadores. Hay que extender la lucha por la democratización del Pellegrini al resto de los colegios para poder efectivamente lograr nuestro objetivo.

En esta nota

También te puede interesar:

Ante la ola de denuncias por abusos en los secundarios.
Desarrollemos una política independiente de la demagogia K y el gorilismo macrista.
En CABA movilizamos a las 16hs de Congreso a Plaza de Mayo junto a la Coordinadora de Estudiantes de Base.
Les estudiantes nos organizamos contra la presión del gobierno por exponer la salud de toda la comunidad educativa en la vuelta a la presencialidad.