12/07/2007 | 1000

¿Independientes de qué?

Por Juan M.

Han surgido, últimamente, algunos grupos de estudiantes secundarios que reivindican su independentismo, lanzando una gran cantidad de críticas a la UJS y sus “métodos”. Pero, ¿de qué se trata este independentismo? ¿Se trata de ser “independiente” tanto del gobierno como de los partidos de izquierda? ¿No depender de nadie a la hora de tomar decisiones?


Resulta difícil que bajo el capitalismo, donde la sociedad se divide en dos clases contrapuestas bien definidas, uno pueda ser libre y autónomo. La lucha entre los trabajadores y los capitalistas sigue siendo el motor de la historia; y si uno no se coloca en el bando de la clase social explotada por la clase social dominante, termina permitiendo que esta última siga explotando a la primera.


La disyuntiva planteada por Rosa Luxemburgo a principios de siglo, socialismo o barbarie, sigue vigente. Si no luchamos por una transformación de la sociedad sobre nuevas bases, a partir de la derrota del capitalismo, la sociedad está condenada a sufrir cada vez más las consecuencias de las guerras imperialistas, la crisis medioambiental, la creciente pauperización. Esa transformación, necesariamente socialista, requiere de la intervención organizada de los trabajadores, para combatir contra sus opresores; es decir, de una alternativa obrera y socialista a los defensores del régimen.


La libertad no es otra cosa que la conciencia de la necesidad. Hoy en día, la necesidad histórica de la clase obrera y las masas explotadas es la de luchar por el socialismo. La de luchar por su independencia frente a la burguesía y por su organización; esta es la independencia que vale. Lo otro, es una encubrimiento de la subordinación a los que mandan.

En esta nota

También te puede interesar:

Traducir el descontento en una potente lucha de millones de jóvenes contra los partidos patronales y por el socialismo. La necesidad de concretar un congreso abierto del FIT-U.
Se suman al reclamo de otras carreras, urge la vacunación y protocolos sanitarios bajo control de estudiantes y docentes.
El gobierno quiere limitar la inscripción al segundo cuatrimestre. ¡Vamos a asambleas en todos los institutos!
Sigue el reclamo por vacunación a trabajadores esenciales de los comedores y por el acceso a la educación.
El mejor homenaje es continuar la lucha por un gobierno obrero y popular.