21/04/2011 | 1173

ISFD Nº 29 de Merlo: una «semana por la memoria» que olvida y encubre

Bien al "estilo K"
Por Corresponsal La 20 de Diciembre

-Exclusivo de internet

En el Terciario 29 de Merlo, la agrupación Ujem -dirigida por Othacehé- se autoproclama dirección del Centro de Estudiantes, luego del fraude cometido con aprietes y las patotas del PJ, en octubre pasado, que nos encerraron para contar sus votos truchos.

En este marco han montado, con el apoyo de la dirección regimentadora, una farsa que atenta contra los estudiantes del instituto. La «semana de la memoria» cubrió el terciario con la demagogia kirchnerista, con afiches que aluden a los derechos humanos o frases como «nunca más violencia»: una falacia que no sólo insulta a los estudiantes, sino a los luchadores de los años ’60 y ’70 que militaban por una transformación social, bajo la perspectiva socialista.

La Unión de Juventudes por el Socialismo comenzó una campaña de denuncia e información para los ingresantes, llamando a los estudiantes independientes y a las organizaciones estudiantiles a desconocer este centro ilegítimo y convocar a nuevas elecciones, limpias y democráticas. Repartimos cientos de volantes y los pegamos por aulas y carteleras. De un día para otro desaparecieron y cuando quisimos volver a volantearlos nos increpó el regente del instituto con agravios e insultos mayúsculos y nos impidió que difundamos los volantes de la agrupación 20 de Diciembre.

La «semana por la memoria» es una escenografía encubridora, que apunta a profundizar la regimentación de las voces independientes del profesorado, que tiene como objetivo el olvido de la complicidad del peronismo en la dictadura militar, en la creación de la Triple A y la vinculación de la burocracia sindical con los gobiernos militares desde 1955. A su vez, pretenden ocultar los derechos humanos violados en la actualidad (Fuentealba, Mariano Ferreyra, Julio López, los Qom, Soldati, etc.) para defender «el modelo» que terceriza, negrea y explota a la gran mayoría de los estudiantes.

Hacia el interior del instituto la inmundicia es la misma: quieren que los estudiantes olvidemos los hechos ocurridos en las últimas elecciones, para mantener un centro que responda a los intereses del Estado que desmantela la educación publica en beneficio de las patronales.

Desconocemos a este centro fraudulento e ilegítimo, que no tiene nada que ver con los derechos estudiantiles, por ser «hijo» del poder y estar comprometido con intereses propios del Estado capitalista, en detrimento de la educación pública.

Denunciamos y repudiamos la persecución sistemática de los directivos contra el movimiento estudiantil independiente, y en particular contra nuestra agrupación.

Vamos por la democratización del terciario: con un centro que responda a los intereses estudiantiles y se pliegue a la lucha docente y de los trabajadores en general, con un CAI resolutivo con paridad de claustros y que pueda elegir a las autoridades; para defender a la educación publica y desarrollar la formación docente en función de los intereses de los trabajadores.

En esta nota