12/03/2015 | 1354

Los desafíos de la juventud en Uruguay

Uruguay
El 2 de marzo se realizó una instancia de debate en la Facultad de Humanidades de Montevideo sobre «Los desafíos de la izquierda y la experiencia del movimiento estudiantil argentino» con la presencia de Julián Asiner. La actividad, nutrida por un público compacto, fue organizada por la organización La Clase, luego de su participación en el campamento de la UJS en Ramallo. Participaron también compañeros del Partido de los Trabajadores, integrante de la CRCI.

 

 

El presidente de la Fuba desarrolló en su exposición la experiencia política que recorrió el estudiantado porteño desde la rebelión popular de 2001 contra el gobierno de De la Rúa hasta la confrontación política con los gobiernos kirchneristas. En estos años, sucesivas luchas y «estudiantazos» fueron el escenario de la emergencia de la izquierda revolucionaria como una expresión política mayoritaria en la UBA, y también en el movimiento secundario. Esto se reflejó en los reiterados triunfos en la Fuba, y en numerosos centros de estudiantes. La UJS jugó en estos acontecimientos un rol protagónico, derrotando en la lucha política los intentos oficiales por cooptar al movimiento estudiantil, a través del lanzamiento de La Cámpora y de una serie de medidas pretendidamente «estatistas» o asistenciales.

 

 

El ascenso de la izquierda anticapitalista, revolucionaria, entre la juventud argentina, abrió el debate sobre la situación de Uruguay, que por estos días asiste a la asunción de un nuevo gobierno de Tabaré Vázquez, el tercero del Frente Amplio. Aunque Vázquez ganó con el 54%, su asunción estuvo marcada por una completa apatía y ausencia de entusiasmo popular, especialmente entre la juventud, como consecuencia de la liquidación de las expectativas de transformación social que supo tener en 2005. El nuevo gabinete está copado por los Astori, los Bonomi y compañía, ampliamente repudiados por el movimiento popular. El ministro de Defensa, Huidobro, recibió una enorme silbatina por parte de los propios votantes del Frente Amplio desde el día uno de su asunción. Fernández Huidobro se ha dedicado a atacar a las organizaciones de derechos humanos y es el emblema de la política de «reconciliación» con los militares, que comenzó el propio «Pepe» Mujica cuando afirmó «yo no quiero viejitos presos». Son numerosas las rupturas en la juventud del FA y del PC, y los realineamientos al interior de la federación estudiantil uruguaya; es el síntoma de una necesidad más general.

 

 

En este cuadro, la charla debatió la propuesta de desarrollar una fuerte campaña por el «Fuera Huidobro», para golpear de lleno en la política de impunidad del gobierno, dividir aguas, y reclamar el pronunciamiento y la movilización de todas las organizaciones populares. La gran tarea en Uruguay es construir un nuevo reagrupamiento histórico de la juventud y el movimiento obrero, en torno a una política de clase. La actividad finalizó impulsando la convocatoria al campamento de la juventud que estamos planificando para los feriados de Turismo, y que será una nueva instancia de reagrupamiento y formación política en esta perspectiva.

 

 

 

En esta nota

También te puede interesar: