07/07/2011 | 1184

Los reclamos urgentes de los secundarios de la Ciudad

Plan de lucha de la Cues: Macri, Filmus y Solanas contra las tomas
Por Rama Yordan Estudiante del Esnaola

Los estudiantes secundarios de la Ciudad de Buenos volvieron a ocupar escuelas durante la primera semana de julio, en el marco de un plan de lucha preparado a partir de los mandatos de los colegios que integran la Cues (Coordinadora Unificada de Estudiantes Secundarios). Luego de una semana de tomas, habrá una marcha al Ministerio de Educación porteño el viernes 8, a las 15 horas.

Quién conspira

El gobierno de Macri, con el ministro Bullrich a la cabeza, definió a las tomas como un operativo contra su candidatura. Sin embargo, no puede ocultar el derrumbe edilicio. El año pasado, el estudiantazo puso sobre la mesa la catástrofe de la educación pública y a sus responsables. Los secundarios de Capital arrancaron entonces una gran cantidad de conquistas. Este 2011 estuvo caracterizado por la pelea para que se cumplan. Las ocupaciones de esta semana llegan luego de cuatro marchas al Ministerio sin que hubiera respuesta alguna de Bullrich y compañía. Así, el lunes 4 de julio se tomó el Media 2, porque las estufas que se consiguieron el año pasado no funcionan. Lo mismo hizo el Falcone, cuyos techos se derrumban, al tiempo que espera que terminen su edificio hace años, con plazos que se patean sistemáticamente. El Normal 10, que se tomó el martes, también consiguió calefacción nueva con la lucha de 2010. Cuando la prendieron este año, hubo una fuga de gas… Al momento de cerrar esta nota, se vota la toma del Esnaola, que se suma al Fader, Normal 1, Normal 6, Normal 4, Devoto y Otto Krause (que el año pasado no participó). El Nacional 17, por su parte, está en «sentada permanente», también por la calefacción. El movimiento puede extenderse aún más; no alcanzarían páginas enteras para describir los problemas de cada colegio.

Los K no quieren pelear contra Macri

Mientras la Cues impulsa la lucha, la «juventud militante» kirchnerista cerró filas contra las tomas. Los secundarios K (sabbatellistas y de La Cámpora) vienen de parir un organismo trucho (la FES), impulsado por diputados y la burocracia de UTE. Sin embargo, Filmus se encargó de precisar que estaba «en contra de las tomas que impiden las clases» -rechazo al que se sumó Proyecto Sur, en boca de su candidata a legisladora González Gass. Los K se jugaron a bloquear la lucha en las escuelas que dirigen, como el Media 2 o el Esnaola, pero fueron derrotados en las asambleas. Los resultados electorales en el Centro del Esnaola el año pasado fueron saludados hasta por Artemio López como una victoria de la «juventud militante K» sobre «los zurdos». Donde los K avanzaron, fue a partir de su compromiso con las autoridades y «el orden».

Defensa de la educación

Los reclamos de los secundarios ponen en evidencia, una vez más, el derrumbe de la educación pública como consecuencia de la política capitalista de Ibarra-Filmus, Telerman y Macri. Clarifican, a la vez, el carácter trucho del «enfrentamiento a la derecha» que se adjudican los K. Este punto debe ser tomado especialmente en cuenta por aquellas corrientes que participan de la lucha y tienen expectativas en el «mal menor» kirchnerista. Respecto del devenir de esta pelea, se trata de profundizar la unidad del movimiento secundario y la movilización para que el gobierno responda a las claras demandas de cada escuela.

En esta nota

También te puede interesar:

Junto a la comunidad educativa, desde el CERW convocamos a una movilización a Plaza Devoto este miércoles 17/02 a las 12 h.
Marchamos el viernes 11 a las11h al Ministerio de Educación de la Ciudad por computadoras y Wi-Fi para todes les pibes y pibas.
Sumate a la reunión abierta junto a Amanda Martin este jueves 27 a las 17h, para organizarnos contra esta vuelta a clases en el pico de contagios.
Estudiantes y docentes, profundicemos un plan de lucha.