11/09/2008 | 1054

Por la unidad del movimiento secundario

En el mismo transcurso de la lucha se está desarrollando un debate en el seno del movimiento secundario sobre la necesidad de contar con una organización única que permita pegar como un solo puño contra el gobierno. Este debate se profundizó en la última reunión del sábado, a propuesta de los compañeros de la CES y de la UJS presentes, que sostuvieron la necesidad de que todos los secundarios y todas las tendencias políticas participen de una única organización, llámese Coordinadora o Central.

El debate viene a cuento de que varias tendencias, que van desde el kirchnerismo, agrupaciones como Lobo Suelto y hasta `izquierdistas` del tipo PTS, se rehúsan a participar de la CES por acusarla de que está «copada por la UJS-PO». Sin embargo la mayoría de las fuerzas han participado de la CES y se han ido saboteando la organización única que existía. La UJS, lejos de querer copar nada, puso el cuerpo para sostenerla ante la borrada olímpica de los demás y estamos orgullosos de eso; la existencia de la CES permitió asegurar una continuidad de lucha del movimiento preparando activamente la actual rebelión estudiantil.

Nuestros compañeros sostuvieron que de igual forma que en el pasado, cuando sostuvimos la CES frente a la deserción de las demás tendencias, seguimos insistiendo sobre la necesidad de contar con una única Coordinadora o Central (el nombre es lo de menos) que funcione con mandatos de los colegios, cuyos representantes sean votados democráticamente, para centralizar la pelea del movimiento estudiantil contra Macri.

Luego de un largo debate en la reunión del sábado la conclusión unánime de los estudiantes presentes fue que era necesario poner en pie una organización única de todos los secundarios. Muy bien, lo tomamos como el primer paso para construirla y expresar el frente único de todas las tendencias que anidan en los secundarios.

Viva la independencia

En la lucha contra ‘Cacciatore’-Macri y sus listas negras, son muchos los que argumentan que es necesaria la «mayor unidad posible» para derrotar al macrismo y que en función de eso no deberíamos criticar a la burocracia kirchnerista de UTE (que sanciona a los luchadores de los preuniversitarios) ni a las agrupaciones del gobierno nacional. Pero esto no tendría en cuenta la tendencia de estos sectores a un compromiso con Macri, desde que se lo hicieron saber desde el gobierno nacional. Vamos juntos, pero con los ojos abiertos, señalando inconsecuencias, pero por sobre todo, con propuestas que hagan tan masivo al movimiento de lucha hasta tornarlo irreversible.

Debemos defender la independencia del movimiento estudiantil secundario frente al gobierno nacional.

 

También te puede interesar:

El lunes 2, por una suba del 100% y el conjunto de los reclamos del sector.
No volvemos porque nunca nos fuimos: paro, movilización y plan de lucha.
El gobierno continúa hostigando y amenazando con desalojo a las 11 familias que viven en el predio.
Nuevas jornadas de paro a partir del 26, convocadas por Ademys.