02/09/2015 | 1379

Un ataque al derecho de huelga


La Dirección de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de La Plata dio a conocer un comunicado para atacar el paro de actividades de los trabajadores de Radio Nacional, en procura de mejoras salariales y por el pase a planta de 300 compañeros contratados, es decir contra la precarización laboral.


Al mejor estilo «Carta abierta», la kirchnerista Florencia Saintout, directora de esa casa de estudios, pretende, con palabrerío esquivo, tapar la realidad de las legítimas demandas de los trabajadores de la radio pública y no dice una sola palabra acerca de los métodos anti sindicales que aplicaron las autoridades de Radio Nacional para enfrentar el conflicto.


No menciona el «falso vivo» grabado previamente al comienzo del paro con el que se intentó estafar a la audiencia y quebrar la medida de lucha. Tampoco menciona los comunicados intimidantes que la directora María Seoane para que los trabajadores no adhirieran a la medida y el descuento de los días de huelga.


Es por todo esto que Saintout recurre a la expresión «cese temporario de actividades» en lugar de hablar de paro. Saintout se coloca a la derecha de los trabajadores que, subordinando sus simpatías políticas con el gobierno que defiende la directora de la carrera, privilegiaron la defensa del interés del conjunto de los trabajadores. Ni hablar de los periodistas y conductores de conocida filiación kirchnerista que se negaron a realizar los falsos vivos que pretendían las autoridades.


A Saintout se le ocurre hablar ahora, de la inconveniencia de parar por demandas salariales en Radio Nacional «en momentos de ofensiva mediática, política y económica contra los proyectos nacionales en Latinoamérica». Para Saintout, como para Cristina en su última cadena, denunciar que el gobierno del PT en Brasil se robó la mitad de Petrobras es sumarse a la ofensiva de la «derecha».


Y dice, cuando los fuegos de la represión al pueblo tucumano en lucha contra el fraude aún no se han apagado, que «el cese temporario de actividades de la radio pública perjudica la circulación de información de interés del pueblo, facilitando el avance de los grupos mediáticos monopólicos» ¿De qué información de «interés del pueblo» habla Saintout? De la aviesamente ocultaron el alperovichista Canal 10 de Tucumán, mientras los manifestantes eran reprimidos salvajemente por la Policía frente a la Casa de Gobierno?


El bochorno de actitud editorial del canal que controlan el Poder Ejecutivo Provincial y la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) obligó a los trabajadores de ese medio a deslindar públicamente responsabilidades.


El lenguaje retorcido de todo el comunicado indica que estamos ante la transición lingüística con la que Saintout pretende acomodar su figura a los nuevos vientos del voto al menemista Daniel Scioli.


Nos solidarizamos incondicionalmente con los trabajadores de Radio Nacional.

También te puede interesar:

Una convocatoria de la FULP contradictoria y sin continuidad frente a la falta de respuestas.
Una medida que atenta contra el bienestar y la salud de les estudiantes que debe ser repudiada por todo el movimiento estudiantil. Firmá nuestro petitorio.
Démosle continuidad a las acciones votadas.
Ante el agravamiento de la crisis y de la pandemia, es urgente que se destinen los recursos necesarios para garantizar la permanencia.
A escondidas y por medios virtuales, se produjo una bochornosa sesión acordada por el Rectorado y la FULP. Los reclamos de estudiantes y docentes, ausentes.