04/12/2014 | 1343

Vencimos a los K y recuperamos el centro


El viernes 7 de noviembre finalizaron los comicios del Centro de Estudiantes de la Universidad Nacional de General Sarmiento (Ceungs), donde el Frente de Estudiantes de Izquierda (FEI) -copresidido por el Partido Obrero junto al PTS e IS, y que integra al MAS y La Martí- se alzó con el 44,5%, mientras el frente Funyp (La Cámpora, Movimiento Evita y otras agrupaciones kirchneristas), el cual condujo el Ceungs dos años, retrocedió 13 puntos hasta el 36,2%. El frente Alud (Mecha, PS e independientes) se ubicó por debajo con un 15,3% y la JUP tuvo un 2,9%.


 


La UNGS ostenta un rectorado ‘Carta Abierta’ (antes Rinesi, hoy Diker) que avaló un aumento de al menos un 60% en las fotocopias y el recorte del presupuesto para los concurridos viajes de estudio, mientras se abolió el boleto estudiantil que otorgaba la Línea 440, lo que afectó a la enorme mayoría de estudiantes. Por otro lado, prima la precarización docente y la deserción educativa -del curso de ingreso sólo quedan la mitad de estudiantes. Frente a esto, el centro de estudiantes dejó pasar todos los atropellos a los estudiantes sin convocar una sola asamblea para pelear contra el ajuste.


La UJS impulsó la conformación de un gran frente de estudiantes de izquierda e independientes, y sobre ese planteo militó una encuesta en la que 500 estudiantes se pronunciaron sobre los problemas de la carrera y el rol (o la falta del mismo) del centro de estudiantes. Esta iniciativa sirvió para sumar nuevos compañeros a la conformación de un programa para impulsar un frente de recuperación. Propusimos una mesa representativa del frente para que todas las agrupaciones tengan representación en la comisión directiva.


 


Se abre una nueva etapa en la UNGS, signada por una gestión ajustadora y un centro de izquierda. Es preciso que el Ceungs asuma la enorme responsabilidad política de desenvolver un vasto movimiento estudiantil que pelee por un programa concreto: boleto educativo, becas sin restricciones, fotocopiadora bajo gestión estudiantil, comités de carreras resolutivos, fin de la precarización y democratización de la universidad.


 


Este movimiento estudiantil debe estar íntimamente ligado a las enormes luchas y batallas políticas de la clase obrera en la zona más proletaria del país, ampliando ese activismo estudiantil que participó durante todo el año de ellas. Vamos por un CEUNGS de lucha e independiente que sea una referencia política para el conjunto de la juventud de la zona. En este punto, hemos desenvuelto una intensa campaña en repudio a la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa e impulsamos esta semana el curso “Nacionalismo y socialismo en Latinoamérica. La estrategia de la izquierda revolucionaria” en franca polémica con la concepción oficial nacionalista en la universidad y la mayoría de las cátedras.


 

En esta nota

También te puede interesar:

Ante la parálisis de la conducción del centro de estudiante.
¡Reforcemos los esfuerzos y dupliquemos la apuesta por las luchas que se vienen!
Desarrollemos una campaña en toda la universidad, en la virtualidad y en las calles, para poner en pie un movimiento independiente que ponga en la agenda de la UNGS la lucha contra el ajuste.
Convoquemos una asamblea estudiantil por todos los reclamos y la defensa de la universidad.