fbnoscript
23 de marzo de 2018

Este 24 marchemos contra la represión a la diversidad sexual y de género

A la comunidad LGBTI le sobran motivos para  copar las calles este 24 de marzo. Nos encontramos frente a un avance de la persecución y represión a la diversidad sexual y de género por parte del Estado con sus poderes y la Iglesia.

A los códigos contravencionales vigentes desde la dictadura que penalizan a nuestra comunidad, la ministra de seguridad Patricia Bullrich le sumó el protocolo de detención para personas LGBT, que avala y legitima la persecución policial que sufrimos en todo el país. Uno de los casos más resonantes en este sentido de los últimos meses es el de Mariana, detenida en la estación de Constitución por estar besando a su esposa, al día de hoy procesada por supuesta resistencia a la autoridad y lesiones. Ambos cargos solo esconden el verdadero motivo de este procesamiento, se trata de un intento de amedrentar y poner su caso de ejemplo contra nuestras libertades.

Por otra parte, continúa el genocidio silenciado a nuestras compañeras trans y travestis, actualmente este sistema las expulsa a la prostitución como única salida de subsistencia desde muy temprana edad, lo que las lleva a la constante persecución y violencia policial, violencia por parte de "clientes" y proxenetas y enfermedades de transmisión sexual. Esta situación sumada a la situación de calle en la que se encuentra la mayoría por ser expulsadas de sus hogares, la exclusión del sistema de salud público por la discriminación que parte de la intervención de la Iglesia en estas instituciones, lleva a que actualmente tengan una expectativa de vida de 35 años. Esta situación de exclusión y persecución por parte del Estado y la Iglesia tiene su reflejo más cruel en los travesticidios y transfemicidios, que ya suman 20 en lo que va del 2018.

Como si la situación en que se encuentran las personas trans y travestis fuera poco, el gobierno le sumó un ataque a una de las grandes libertades democráticas conseguidas como lo es la Ley de Identidad de género, ataque realizado a través de sus medios con el caso de Sergia, persona que supuestamente se cambió de género en el DNI para tener una jubilación temprana. Con este caso quieren poner en duda el derecho democrático conquistado a la identidad auto percibida, tapando además la realidad de que las personas trans en su mayoría no acceden a ninguna jubilación porque no acceden a un trabajo en blanco y mueren a temprana edad.

El kirchnerismo que hoy intenta plantear al interior del movimiento que una vuelta de su gobierno implicaría un alivio a nuestra situación, fue el responsable durante su gobierno de sostener el genocidio a las personas trans. A pesar de la conquista arrancada por la movilización de la ley de identidad de género, su plan de salud no fue implementado hasta el 2015, en donde fue implementado sin presupuesto, como continúa hasta ahora. También sostuvo en la mayoría de las provincias los códigos contravencionales, y actualmente continúa en un pacto abierto con la Iglesia, levantando a Bergoglio como referente -quien fue el vocero eclesiástico contra el matrimonio igualitario.

Por esto desde la agrupación LGBTI 1969 llamamos a movilizarnos de manera independiente junto con el Encuentro Memoria Verdad y Justicia, contra la impunidad, ajuste y represión de Macri y los gobernadores400 LGBT detenidos desaparecidos presentes. Basta del genocidio silenciado a las compañeras trans y travestis. Derogación ya del protocolo represivo LGBT de Bullrich. Abajo la represión y persecución a la diversidad sexual y de género.

En esta nota:

Compartir

Comentarios