fbnoscript
19 de abril de 2018

Vamos por el cupo laboral trans en la ciudad de Salta

Por Gabriela Cerrano

Esta semana comenzó en el Concejo Deliberante de la ciudad capital de Salta el debate del proyecto de ordenanza de cupo laboral trans, presentado por el Partido Obrero junto a organizaciones trans y LGTBI.

El proyecto establece que una proporción no inferior al 3% de los cargos en el Departamento Ejecutivo, Concejo Deliberante, Tribunal de Cuentas y Tribunal de Faltas de la Municipalidad de Salta sean cubiertos por trabajadores y trabajadoras de la comunidad trans.

Durante el jueves 19 de abril, en la Comisión de Derechos Humanos estuvieron presentes las organizaciones de la diversidad que desde hace años vienen planteando ser incluidas en el mundo laboral.

La situación de la comunidad

Salta tiene un cuadro similar a todo el país en cuanto a la situación de marginalidad, discriminación, travesticidios, esperanza de vida muy corta por enfermedades de transmisión sexual asociadas a la miseria, muertes por secuelas de cirugías mal practicadas, etc.

El Estado es el responsable de esta masacre social, arrojando a todo este sector a tener que vivir de la prostitución como única salida. Prueba de ello es que en la Legislatura provincial la Ley de cupo laboral trans fue presentada hace 4 años, obteniendo media sanción en el Senado, con modificaciones, para luego volver a la Cámara de Diputados y ser “planchada” por el oficialismo. Por ese motivo, la siguiente tarea que abordaremos con las agrupaciones trans será la lucha por arrancar la aprobación a nivel provincial, que sólo se va a imponer mediante su lucha.

En la ciudad de Salta, el intendente Gustavo Sáenz -macrista que se mostró en los últimos días con el ahora interventor del PJ Luis Barrionuevo- eliminó el Área de la Diversidad Municipal y como aliado de la Iglesia sostiene una política reaccionaria de perpetuación de los padecimientos de transexuales y travestis, al punto de negarse a que se desarrollen actividades de concientización.

Un gran ejemplo

Un aporte muy valioso al debate lo desarrolló Graciela Puchetta, madre de Tatiana, la primera niña trans en obtener la partida de nacimiento y documento de identidad, que se hizo presente en la comisión de Derechos Humanos, junto a la organización ATTTA- GTS Salta, para dar su testimonio y defender el proyecto, con la convicción de que esta lucha es el camino para lograr un futuro de inclusión para su hija y todas las personas trans de la ciudad.

Tatiana tiene actualmente 10 años y gracias al apoyo incondicional de sus padres, a tan corta edad, pelea por vivir una infancia integral y por ser reconocida con su nueva identidad, tanto por el Estado como por una sociedad conservadora - también modelada por el Estado.

Debate

Las reuniones en el Concejo Deliberante continuarán el próximo viernes 27, a las 10hs, con las organizaciones de la diversidad, representantes del Estado Municipal y sindicatos, para debatir el proyecto.

El comienzo del debate en el Congreso por la legalización del aborto, luego de 30 años de pelea en las calles, es un vivo ejemplo para la comunidad trans y LGTBI, de la necesidad de desenvolver un gran movimiento por todas sus reivindicaciones.

La lucha por el cupo laboral trans es el comienzo, pero nuestro desafío es derrotar este Estado clerical, reproductor de la explotación de la clase obrera y de los más oprimidos, los discriminados y marginados por su identidad o elección sexual.

 

Compartir

Comentarios