fbnoscript
13 de octubre de 2019

Gran asamblea y movilización LGBTI en el Encuentro

Por el cupo laboral trans, contra los travesticidios y transfemicidios, contra el régimen del FMI.

 

El primer día del Encuentro de Mujeres y Disidencias representó una valiosa jornada para fortalecer la organización del movimiento LGBTI por todas sus reivindicaciones.

Por la tarde del sábado tuvo lugar una asamblea convocada por la Agrupación LGBTI 1969, que tuvo por objetivo trazar un curso de organización para la lucha del colectivo y contó con la presencia de delegaciones de Córdoba, La Pampa, Santa Cruz, ciudad y provincia de Buenos Aires y numeroses independientes.

Allí se debatió la necesidad de enfrentar junto al conjunto del movimiento popular el ajuste del FMI, Macri y los gobernadores, que golpea con particular fuerza sobre las disidencias y en particular sobre las mujeres travesti-trans, cuya expectativa de vida se ha vuelto a reducir en el último período, de 35 a 32 años. En ese sentido, se denunció que los compromisos de Alberto Fernández con el Fondo avizoran nuevos ataques contra la población trabajadora. El plenario debatió también la necesidad de voltear el protocolo represivo contra el colectivo LGBTI implementado por Patricia Bullrich.

Un tema clave fue la lucha planteada por el cupo laboral trans, y en particular el desafío inmediato en Córdoba capital, en cuyo Concejo Deliberante está en tratamiento una ley. La amplia delegación cordobesa denunció que el PJ, actual oposición y próximo oficialismo a partir del 10 de diciembre, maniobró para que el proyecto vuelva a Comisión y transformarlo en un programa social devaluado. Se resolvió movilizarse para cuando vuelva a tratarse en esa instancia, demandando la inmediata aprobación, y acompañar la acción con marchas solidarias, como a la Casa de esa provincia en Buenos Aires.

Los reclamos en los ámbitos de estudio tuvieron también un gran protagonismo. Terciaries colocaron la necesidad de reforzar la lucha ante la no aplicación de la Ley de Identidad de Género, y estudiantes de la UBA, entre elles de la Facultad de Medicina, dieron cuenta de las demandas planteadas para la universidad. Se resolvieron iniciativas en este sentido y para desenvolver en cada nivel educativo la batalla por la real implementación de la educación sexual, laica y científica.

 

 

 

En diálogo con Prensa Obrera, Mayra Francica, referente de la 1969 y candidata para la Comuna 9 del Frente de Izquierda-Unidad, destacó que la asamblea constituyó una valiosa instancia de organización y resolución de las luchas del movimiento, en contraste con la política de la Comisión Organizadora del Encuentro, alineada con el Frente de Todos, que “lo único que ofrece a las diversidades sexuales y de género es ir a un taller que no tiene carácter resolutivo”, y en el que no se permite la entrada de parte del colectivo disidente.

La orientación de la asamblea, de estructurar al movimiento de manera independiente del Estado y saliendo a las calles, se puso inmediatamente en práctica. Junto al Plenario de Trabajadoras y a independientes que viajaron y otres que se fueron sumando durante el Encuentro, la 1969 participó con una masiva columna en la marcha contra los travesticidios y transfemicidios que desfiló desde las 19 h por las calles de La Plata, reclamando el fin de los crímenes de odio y denunciando la responsabilidad del Estado; exigiendo el cese de los recortes a la salud, que se garanticen medicamentos a pacientes con VIH y la inclusión laboral trans.

 

Compartir

Comentarios