fbnoscript
22 de enero de 2020

Misiones: con complicidad policial, atacan a mujer trans en Puerto Piray

Violencia transodiante en connivencia con el Estado.

Misiones fue conmovida por la viralización de una serie de videos en los cuales se evidencia un ataque a una mujer trans a la salida de un local bailable, el domingo 19 de enero, en Puerto Piray.

Cerca de las seis de la mañana, tres mujeres agredieron a una chica trans y su amiga en la puerta de uno de los baños del local, hecho que fue ignorado por el personal de seguridad del local bailable. Cuando luego del episodio las víctimas intentaban retirarse del lugar, las volvieron a violentar físicamente a tan solo media cuadra.

Lograron defenderse y escapar, pero fueron increpadas nuevamente cerca de su domicilio por las mismas mujeres, sumándose a la patota dos hombres. Jalones de pelo, empujones, piñas y patadas; todo esto sucedió ante los ojos de la policía, que prácticamente liberó la zona para la brutal paliza. Recién después de concretado el ataque los efectivos intervienen tímidamente para separar a los agresores y dejarlos libres. Gracias a ello, la agresión volvió a repetirse en las cercanías de la comisaría, por tercera vez en menos de dos horas.

"En Puerto Piray hay transfobia -comenta la agredida a Prensa Obrera- de parte de todos: desde policías, doctores, todos los ciudadanos. Cuando una travesti anda por la calle no puede caminar tranquila por las burlas que recibe", nos dice luego de señalar que no es la primera agresión de la que es víctima ante las miradas cómplices del público y el personal policial.

Cuando acudieron a la comisaría no logró que nadie le tome la denuncia. La chica publicó en redes sociales un video en el cual se ve cómo los oficiales de la guardia se alejan del lugar dejando la comisaría vacía, abandonando a la víctima. Lxs violentxs no fueron detenidxs, solo se les abrió un sumario por lesiones. La doctora de turno ni siquiera quiso tomar parte y se negó a realizar la pericia médica.

No está de más remarcar que los dos hombres que participaron del ataque, los hermanos Mercado, son sobrinos del juez de Paz de la localidad, por lo cual no sorprendería que a pesar de la viralización de los hechos estos queden impunes.

Todo esto se da en un contexto sumamente violento para las disidencias. Misiones es gobernada desde hace 20 años por el Frente Renovador de la Concordia, en el que tienen un fuerte peso político la Iglesia Católica, las evangélicas y el templo bautista Centro Familiar Cristiano -que tiene varias sedes en la provincia misionera.

Repudiamos este ataque y denunciamos la complicidad del Estado. La lucha por terminar con las agresiones tiene un asunto crucial en la aplicación efectiva de una Educación Sexual Integral científica, laica, de acceso universal en escuelas públicas y privadas, con perspectiva de género y respetuosa de la diversidad. Para esto es necesaria la pelea por la separación de las Iglesias y el Estado, contra los gobiernos oscurantistas.

En esta nota:

Compartir