fbnoscript
5 de junio de 2020

Río Gallegos: homofobia y tortura en una comisaría

En medio de una ola de denuncias hacia las fuerzas policiales que, en contexto de cuarentena, desatan con brutalidad impune una represión contra lxs trabajadorxs y a su vez agudizan su intolerancia hacia la comunidad lgbti, se conoció el audio de un joven que denunció su detención y tortura en la Comisaria 6ta de la capital de Santa Cruz. El 1° de mayo el joven volvía a su casa, pero en el trayecto, efectivos de infantería lo detuvieron y sin mediar explicación, lo trasladaron a la comisaria. “Yo me encontraba acompañando a mi madre desde el 30 de abril y ya me dirigía hacia mi domicilio, que queda a cinco cuadras. A las 2.45 de la mañana, me cruzo con la policía a tan solo dos cuadras y media de mi casa. Sin preguntarme me detienen y me introducen dentro de una camioneta. Yo pregunto el motivo de mi detención y uno de los efectivos que estaba encapuchado (como todos los demás), me empieza a insultar y pegarme patadas”, relata el joven.

 

El maltrato y hostigamiento continuaron durante horas en el establecimiento policial, haciendo alusión a la manera de hablar y vestir del joven. A su vez que le exigían firmar un papel que no alcanzó ni a leer. Fue liberado cerca de las 9.30 am y en horas de la tarde, junto a su familia, realizan la denuncia, en la misma comisaria donde sufrió torturas. El comisario a cargo dijo no estar al tanto de lo sucedido y afirmó que por “romper la cuarentena” solo se tiene que proceder a realizar un acta no detener a la persona.  Luego el joven fue hospitalizado, con diagnóstico de costillas fisuradas, fractura en el maxilar izquierdo y hematomas en todo el cuerpo.

En cuarentena, estos ataques se profundizan y son consecuentes con el papel que cumple el Estado, reproduciendo la desigualdad y una política LGBTIodiante, que caracteriza a la institución policial.

Este caso, se enmarca en la escalada represiva hacia lxs trabajadores -en un contexto de agudización de la crisis- que llevan adelante el gobierno de Alicia Kichner y Alberto Fernández de la mano del FMI, en medio de esta pandemia.

Desde la Agrupación Lgbti 1969 y el Partido Obrero exigimos justicia e impulsamos un movimiento Lgbti+ que se organice por el cupo laboral travesti  trans, por ESI laica y científica, y que sea independiente de los partidos patronales, que nos niegan los derechos y nos llevan a condiciones de vida míseras y precarias.

 

Compartir