05/11/2021

En Córdoba, el Orgullo está en la Asamblea Disidente

Rechazamos la marcha pinkwashing del Estado.

En las últimas semanas, hemos sido testigos de las idas y vueltas respecto de la 13° Marcha del Orgullo en Córdoba. Las diversas organizaciones peronistas, ya sean vinculadas al peronismo cordobés o al kirchnerismo, han pasado de arrogarse el título de representantes del colectivo LGBTIQ+, a pelear entre ellos por los fondos del Estado, un escenario, y la comercialización de la cultura queer.
Mientras tanto, las disidencias pagamos sus eventos de pinkwashing con nuestras violaciones, muertes y desapariciones, como pasa con Tehuel de la Torre, que por ir a buscar un trabajo precarizado, hace 9 meses que lo desaparecieron.

También los pagamos con leyes dictadas que no se aplican, como el cupo laboral travesti trans, la ley de identidad de género, y la ESI, con desfinanciamiento y ajuste a la educación y la salud, impidiéndonos el acceso integral a las hormonas, cirugías, y los tratamientos y vacunas por VIH. Nuestras identidades reciben el continuo tratamiento de despojos a utilizar cuando al Estado le sirva y le quede cómodo.

Las organizaciones ligadas al Estado y los gobiernos piden «permiso» para marchar, demostrando con esta posición que no luchan por los derechos, y mientras nosotres padecemos el ajuste ellos son correa de transmisión de las medidas del gobierno ajustador, y utilizan la Marcha del Orgullo para invisibilizar y hacer pasar este ajuste. Por eso, decimos no al pago de la deuda usuraria e ilegítima y fuera al FMI.

Estas agrupaciones no representan al colectivo, solo lo revictimizan y lo siguen violentando, al dividir y disolver todo proceso de organización que las disidencias tomen para salir de la situación de extrema vulnerabilidad, que este sistema capitalista cisheteropatriarcal genera y fomenta por medio del Estado en todos sus niveles. La lucha es también por Travajo genuino, y contra la criminalización de la prostitución a la que somos arrastrades por la discriminación y la violencia de este sistema, que nos expulsa de los espacios educativos y del mundo laboral, porque nuestros cuerpos e identidades no se ajustan a la cisheteronorma, pero sobre todo porque los proxenetas reales están impunes y las redes de trata son sostenidas y amparadas por el Estado.

Por eso, desde la Agrupación LGBTI 1969 y el Plenario de Trabajadoras de Córdoba en el FITU, integramos el espacio independiente Asamblea Disidente de Córdoba, junto a otras organizaciones y activistas independientes. A la par, esta jornada de lucha e intervenciones artísticas es apoyada y acompañada por la Asamblea Ni Una Menos de Córdoba. El 6 de noviembre, a las 16 horas en el Puente Darío y Maxi, en General Paz y Costanera, nos convocamos para luchar por nuestros derechos y nuestras identidades, pero sobre todo nuestras vidas.

 

También te puede interesar:

La convocatoria rechaza el ajuste de quienes gobiernan.
Vamos por una organización independiente del estado y por los reclamos más sentidos del colectivo
La conducción Celeste de Uepc cogestiona el cierre de carreras.
Una mujer fue secuestrada junto a su hija de un año y medio durante 4 días. Allí fue abusada sexualmente y torturada por su expareja.
Lo presentó la concejala Cintia Frencia; un programa de salida al déficit habitacional.