03/07/2020

Provincia de Buenos Aires: avanzan en una implementación devaluada del cupo laboral travesti-trans

Por Pilu Vitt Agrupación LGBT+ 1969

El pasado 29 de junio, un día después del Día Internacional del Orgullo, el Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual anunció la creación de una Comisión Técnica Mixta para implementar el cupo laboral travesti-trans en la provincia de Buenos Aires.


Esta noticia llega tardíamente. Sucede que la Ley N° 14.783 de Cupo Laboral Travesti-Trans, o “Ley Diana Sacayan”, que debe su nombre a la activista travesti impulsora de la ley provincial, fue sancionada en el 2015. El gobierno peronista de Scioli no la reglamentó, y Vidal esperó hasta el final de su mandato para hacerlo. Finalmente, seis meses después de la llegada al gobierno de Axel Kicillof y su gabinete, se avanza en este “primer paso” en su implementación.


Sin embargo, se dejan ver una serie de problemas al respecto. En primer lugar, el gobierno de la provincia monta una falsa preocupación alrededor de la cuestión del bienestar de las personas travesti-trans, presentando tardíamente esta mesa en el marco de un debate a nivel nacional sobre el cupo laboral. Es sabido que casi la totalidad de esta población se encuentra desempleada, siendo uno de los sectores más afectados por la pandemia. La respuesta de la Gobernación ha sido habilitar la ampliación del Potenciar Trabajo, por el cual le corresponderían a les beneficiaries un ingreso de $8.500 mensuales, no llegando ni a un cuarto de una canasta básica, imposible para comer, pagar un alquiler o cualquier servicio básico. Mientras tanto, el gobierno ha desplegado sus recursos para colocar masivamente a la policía en las calles para “controlar” la circulación; o sea, para amedrentar a les trabajadores que deben salir igualmente, muchas veces sin permiso, para poder parar la olla. Este es el caso de cientos de personas travesti-trans.


Por otro lado, desde el comunicado se anuncia que esta comisión “tendrá a su cargo el monitoreo del cumplimiento del cupo laboral del uno por ciento (1%) de la totalidad del personal del sector público de la Provincia de Buenos Aires, por personas travestis, transexuales y transgénero que reúnan las condiciones de idoneidad para los cargos y establecer reservas de puestos de trabajo para ser exclusivamente ocupados por ellas”. En ningún momento se establece qué pasaría con las personas no “idóneas” para ocupar estos puestos; desde el vamos el cupo provincial es expulsivo. El mismo Estado que no garantiza la ley de identidad de género y no implementa ESI laica y científica, haciendo que las instituciones se vuelvan sumamente hostiles hacia la comunidad Lgbt+, suele colocar este requisito como un impedimento al acceso laboral sin arbitrar ningún medio para subsanarlo. Así, trata de lavarse las manos, no planteando la capacitación de les contratades, dejando la pelota en el campo de la formación individual de cada une.


La comisión no establece ninguna indicación de cómo las personas travesti-trans podrán acceder a un puesto de trabajo. Nada se dice de un censo, ni de incluir a las cientos de personas que reciben asistencia del Estado a estos. Mucho menos se insta a los municipios a reglamentar el Cupo Laboral en sus distritos. Lo que se presenta como inclusión, termina siendo una maniobra demagógica más. Sin transparencia sobre su implementación, leyes progresivas que el movimiento Lgbt+ le ha arrancado al Estado terminan siendo un cascarón vacío.


Por ello, el control de les trabajadores y las organizaciones de lucha sobre la implementación del cupo laboral travesti-trans es fundamental, junto con un relevamiento a nivel provincial para cuantificar la cantidad de personas que deben acceder a él. Luchar por la conformación de un comité independiente que siga de cerca estas cuestiones, es una herramienta para que todas las personas que hoy día se encuentran bajo el flagelo de la precarización, la prostitución y el desempleo puedan acceder a este derecho.


Así mismo, la lucha por las capacitaciones por parte del Estado, como plantea el proyecto de ley de Inclusión Laboral presentado por Romina del Pla en el Congreso Nacional, por el acceso a la salud y a la educación, serán las únicas formas de avanzar en una inclusión real de una población históricamente golpeada.


Llamamos al conjunto de las organizaciones a pronunciarse en este sentido y a dar una lucha de conjunto por una verdadera inclusión laboral travesti-trans, con independencia política del Estado y los gobiernos.





 

También te puede interesar:

Por su asesinato fue detenido el policía Darío Jesús Chaves.
Es necesario pelear por su efectiva implementación.
Desde la agrupación 1969 Lgtbi+ te invitamos al Congreso Nacional de la UJS este 25 y 26 de septiembre.
Está por tratarse un proyecto de ordenanza en la localidad bonaerense. Es preciso conquistar su implementación efectiva y el fin de la precarización de la planta municipal.
Vamos por su reglamentación e implementación.