fbnoscript
12 de septiembre de 2013 | #1285

Terminó el juicio a los vecinos y petroleros de Las Heras

Por Corresponsal

Después de tres días de alegatos, culminó el juicio a los vecinos y petroleros acusados por la muerte del policía Sayago en Las Heras, en el marco de la represión a una huelga petrolera en 2006.

Las jornadas fueron acompañadas por un público que fue ubicado en otra sala, el cual seguía por pantalla gigante el mismo. En la sala se encontraban, además de los familiares y algunos vecinos de Las Heras, Elia Espen, de Madres Linea Fundadora, quien viajó especialmente para solidarizarse con los imputados; Omar Latini del PO, dirigentes de Adosac y de ATE.

A pesar de la debilidad de las acusaciones, tanto la fiscalía como los querellantes particulares solicitaron prisión perpetua por homicidio agravado contra cinco de los imputados. La fiscalía, además, le agregó el pedido de seis años contra otros seis acusados por coacción agravada.

El fiscal, para quien las defensas solicitaron que sea investigado por el incumplimiento de sus funciones durante su desempeño en el juicio, tuvo que admitir las torturas y apremios, "pero sostuvo que las mismas no habían sido importantes".

La querella del Estado provincial expresó su hostilidad a las revindicaciones populares y el método del piquete. Defendió a la Brigada de Investigaciones y agredió, hasta en términos personales, a las defensas -en particular, a la abogada Claudia Ferrero, posiblemente porque su acusación fue destruida con gran contundencia por ella.

En sus alegatos, las defensas probaron que hubo una decisión política de derrotar la lucha de los petroleros y tercerizados en 2006, el cual puso en acción el aparato coercitivo del Estado y se valió de varias ilegalidades para llevar esto adelante (espionaje sobre los piquetes y trabajadores antes del crimen, torturas y apremios para construir el relato y las acusaciones). Las defensas no sólo descalificaron la prueba que se pretendía usar, sino el relato mismo de la acusación.

"Si existiera una condena en este caso, no respondería a la participación en los hechos de los imputados, sino a la intención de legitimar un estado de excepción en la provincia de Santa Cruz", afirmó Ferrero en su alegato.

Los alegatos de la defensas arrancaron extensos aplausos por parte del público. Las últimas palabras de los imputados, quienes llegaron al juicio en libertad -pero durante el proceso estuvieron presos por más de tres años- conmovieron a todos. El tribunal dictará su sentencia el 12 de diciembre. Por la absolución de los vecinos y petroleros de Las Heras.

Compartir

Comentarios