fbnoscript
17 de julio de 2014 | #1323

Prisión domiciliaria

José Pedraza insiste con el pedido de prisión domiciliaria. Para justificar el beneficio, sus abogados afirman que su salud se encuentra deteriorada, pero los estudios forenses no manifiestan ningún estado clínico que lo justifique.

La fiscalía respondió que los informes médicos no son suficientes y requirió al Servicio Penitenciario, donde está alojado, que informe sobre la medicación que recibe Pedraza, los tratamientos a los que ha sido sometido y si ha habido alguna dificultad en el manejo de la salud del detenido.

La defensa de Pedraza se opuso a este requerimiento básico para efectuar un contralor de su situación, siendo que el ministerio público tiene a cargo garantizar la legalidad del proceso y requerir los estudios o informes que considere para su evaluación. Los jueces no dieron lugar a la insólita oposición de la defensa.

Por su parte, el segundo de Pedraza, Juan Carlos Fernández, recluido en su domicilio tras haber sido sometido a un triple bypass en una clínica de la Unión Ferroviaria, acaba de cumplir los dos meses que los jueces habían autorizado para su recuperación.

El tribunal ordenó una nueva evaluación médica para decidir si debe retornar al penal de Ezeiza o se le extiende el beneficio.

El Tribunal Criminal Oral N° 21 negó tomar vista y extraer fotocopias de los estudios médicos realizados a Pedraza y Fernández, indispensables para ejercer un mínimo control sobre las condiciones en que se otorgará el beneficio.

Claudia Ferrero

Compartir

Comentarios