fbnoscript
1 de octubre de 2015 | #1383

EXCLUSIVO DE INTERNET

Ordenan la detención de dos delfines de Gerardo Martínez

A ocho meses de haberse constituido la Comisión de Familiares y Amigos de Darío Avalos, conformada con el apoyo del Sitraic, quien ha tomado la causa como propia, hemos logrado un nuevo triunfo.

El juez de Garantías N° 3, Gustavo Gaig, ordenó la detención de Walter Leguizamón quien era el secretario general de la Uocra de Lomas de Zamora al momento del asesinato de Darío Avalos, y a su segundo, Héctor Cabrera, acusándolos de homicidio agravado. Este último fue detenido el viernes. Hombres del riñón de la Uocra de Gerardo Martínez.

Darío Avalos fue asesinado el 11 de marzo de 2014, cuando junto con varios trabajadores de la construcción reclamaba por la incorporación de despedidos en la empresa Esuco SA fueron atacados por una acción coordinada de la patota de la Uocra, desde dentro de la empresa y mediante una multitud organizada que llegó al lugar. El violento ataque, como quedó registrado en la cámara de un trabajador, tuvo múltiples tiradores y decenas de disparos.
Todo se llevó adelante ante los ojos impávidos de la Policía Bonaerense, que se limitó a correr sus patrulleros para permitir mejor el retiro de los agresores, mientras incendiaban un auto bajo sus narices.

En estos ocho meses, desde que Apel ha tomado el patrocinio de la familia de Avalos, no sólo se ha logrado estas órdenes de detención de quienes son los responsables intelectuales del crimen, sino la captura de dos prófugos del asesinato.

La acción judicial acompañada de marchas en Lomas de Zamora y a los tribunales de Lomas, y el fortalecimiento de la comisión, ha logrado estos avances.

Pero en este crimen contra la clase obrera, que deja nuevamente al desnudo la triada de la patota de la burocracia sindical, patronal y fuerzas de seguridad, aun el poder judicial se empeña en dejar de lado la complicidad policial y de la empresa Eseco SA.

La lucha continúa.

Compartir

Comentarios