fbnoscript
1 de octubre de 2015 | #1383

Orden de captura para Leguizamón y Cabrera

Un triunfo de la Comisión de Familiares de Darío Avalos
La Justicia ha ordenado la captura de Walter Leguizamón y Héctor Cabrera, autores intelectuales del asesinato de Darío Avalos, trabajador de la construcción, ocurrido el 11 de marzo de 2014 en la ribera de Fiorito, Lomas de Zamora. Cabrera ha sido apresado en estos días, Walter Leguizamón permanece prófugo.
 
Leguizamón y Cabrera ocupaban los cargos de secretario general y secretario adjunto, respectivamente, de la Uocra de Lomas de Zamora, haciéndose conocer en la zona sur como "la banda del Lobizón": uno de los grupos más descompuestos de la Uocra, responsable de decenas de hechos de violencia, aprietes y asesinatos.
 
Ambos se apoderaron de la seccional Uocra Lomas de Zamora con el padrinazgo político del secretario general del sindicato de la construcción, Gerardo Martínez, quien promovió la apropiación intempestiva de la seccional para desalojar su dirección independiente.
 
Gerardo Martínez mantiene su dominio en la Uocra sobre la base de la organización de bandas de mercenarios que ya nada tienen que ver con trabajadores del gremio. La llamada "banda del Lobizón" fue responsable del incendio de la seccional Uocra Florencio Varela, luego de un intercambio de ataques y tiroteos con otra banda, la del "Lagarto" Olmedo.
 
La obtención de esta resolución por parte de la Justicia es un paso enorme en la erradicación de las patotas de la construcción y el movimiento obrero. Es una medida arrancada con la movilización popular que encabezó, durante meses, la Comisión de Familiares y Amigos de Darío Avalos, y que realizó dos movilizaciones a Tribunales, una por el centro de Lomas, dos actividades públicas de difusión e innumerables iniciativas para que este reclamo se extienda.
 
Es un golpe duro para Gerardo Martínez y su red de bandas, cuyo accionar impune empieza a encontrar una respuesta política por parte de los trabajadores.
 
Este importante avance debe ser entendido como un paso significativo hasta obtener la detención y la prisión para Gerardo Martínez, arquitecto del régimen de patotas en la construcción.

En esta nota:

Compartir

Comentarios