fbnoscript
30 de septiembre de 2016

Villa 21-24: torturan a dos integrantes de La Garganta Poderosa

Ezequiel e Iván, dos chicos que integran La Garganta Poderosa, fueron víctimas de una seguidilla de torturas arremetidas por la Policía Federal y la Prefectura en la Villa 21-24 el pasado fin de semana.

El testimonio de Ezequiel, de 15 años, da cuenta del ensañamiento de las fuerzas represivas contra los pibes en las barriadas obreras. De regreso a su casa el sábado a la noche, lo paró la Federal para requisarlo, allí se cruzó con un amigo que le se acercó para darle un abrazo “y un oficial, así, de la nada, directamente vino y me pegó una trompada”, relata Iván.

Los adolescentes siguieron su camino, pero sólo pudieron avanzar 30 pasos. Volvieron a ser interceptados por tres móviles de Prefectura, con cuatro agentes cada uno, “nos tiraron adentro de un coche y nos llevaron hasta la garita de Osvaldo Cruz e Iguazú” donde los “cagaron a palos”, según cuentan los chicos en la entrevista que dieron a la revista La Poderosa y se testimonia en las fotos que circularon vía redes sociales.

Pero la pesadilla no terminó allí. “Nos subieron a otro auto, pero primero nos taparon la cabeza y nos obligaron a sentarnos uno encima del otro”. Los trasladaron a un descampado sobre el Riachuelo y allí, relata Iván “nos obligaron a tirarnos al piso y hacer flexiones de brazos, hasta que uno le saltó sobre la espalda a Ezequiel y otro me preguntó a mí dónde quería el tiro”.

Los chicos cuentan que los efectivos de Prefectura “alterados, como sacados, nos esposaron a un caño y dispararon varios tiros al aire, mientras nos quitaban las camperas que supuestamente habíamos robado”, “se reían cuando nos ponían un cuchillo en el cuello y nos decían que también les parecían lindas nuestras zapatillas, nuestras cadenitas… Nos sacaron todo”. La amenaza final la hicieron con una escopeta: “Corran bien rápido, o van a ser boleta” 

La militarización de las villas porteñas fue acordada en 2011 entre los gobiernos de Cristina Kirchner y Mauricio Macri. El llamado Operativo Cinturón Sur saturó con fuerzas federales –prefectos, gendarmes y policías– los barrios meridionales del Ciudad de Buenos Aires.

En 2013, en la villa 21-24 fue acribillado Kevin Molina, de 9 años, atrapado en el fuego cruzado entre dos bandas narcos. En ese momento conducía la cartera de Seguridad Sergio Berni, a quien los vecinos y organizaciones del barrio apuntaron como principal responsable por el accionar del delito organizado y la negativa del 911 de ingresar al barrio para asistirlo.

Estos atropellos son conocidos gracias a la pertenencia militante de los jóvenes, que cuentan con una organización que los respalda en la denuncia, mientras que la mayoría de la población es extorsionada para callar. Desde La Garganta Poderosa han expresado públicamente “tener miedo” por las represalias, lo que responde a la sabida connivencia entre el poder judicial y político con las fuerza represivas. Cuando Ezequiel y su organización fueron a la Fiscalía a asentar la denuncia se encontraron con el prefecto Leandro Adolfo Antúnez, uno de los que protagonizó los hechos de torturas.

El Polo Obrero de la 21-24 recibió en estos días la denuncia de un vecino que fue apaleado en un patrullero de la Policía Federal sospechado de haber robado su propia moto.

El sábado 1, se realizó una asamblea multisectorial contra la violencia institucional en el barrio, para solidarizarse con los jóvenes y denunciar el operativo represivo en las villas porteñas. Allí se hicieron presentes los militantes del PO y el legislador del Frente de Izquierda Marcelo Ramal.

 

“TORTURARON A DOS CHICOS DE LA GARGANTA” Cuando la impotencia no te deja pensar, cuando la rabia no te deja escribir,...

Posted by La Garganta Poderosa on Wednesday, September 28, 2016

Juicio y castigo a los responsables.

Justicia por Ezequiel e Iván.

Basta de represión, torturas y gatillo fácil contra la juventud y los trabajadores

Tambien te puede interesar

Villa 21-24: Nuevas agresiones de Prefectura contra Ivan y Ezequiel de la Garganta Poderosa

Compartir

Comentarios