fbnoscript
1 de diciembre de 2016

Homofobia y despido en un colegio evangélico de Oberá

Un instituto evangélico de Misiones despidió al profesor de química por ser gay y le pagó la mitad de la indemnización que le correspondía porque “eligió ser homosexual”. El docente ya ha realizado la denuncia ante el INADI.

Ni bien los directivos del colegio privado “Emmanuel” se enteraron de que el profesor de química iba a contraer matrimonio con una persona de su mismo sexo lo desafectaron del cargo, dejando asentado las razones homofóbicas de esta decisión.

Al docente lo obligaron a firmar un acta acuerdo que establece "disolver la relación laboral que los unía por el hecho de que la sexualidad del profesor no concuerda con el ideario de la institución", por la misma, lo obligaron a aceptar la mitad de la indemnización luego de 5 años de trabajo (que además pagaron en cuotas), porque según el pastor y representante legal del colegio, Filiberto Irola, el docente había “elegido ser homosexual”. En un gesto evangélico, le ofreció “curarlo”.

Un antecedente de este despido doblemente repudiable es la marcha contra el matrimonio igualitario que se ocurrió en la ciudad en 2010, convocada por una supervisora escolar de nivel secundario, a  la que adhirieron el intendente y el Concejo Deliberante de Oberá. En 2013, hubo un escándalo en la localidad, luego de que el municipio, que conducía el kirchnerista Ewaldo Rindfleisch, ofreciera terapias para “curar” la homosexualidad bajo el nombre de “Jornadas de Restauración Sexual”.

Este atropello, en medio de los escándalos por los curas católicos pedófilos en Mendoza, pone de relieve la gravedad que reviste la tercerización de la educación en instituciones retrógradas, que fomentan el odio y la discriminación.

Exigimos la restitución del cargo en una institución estatal para el docente agraviado

Pago inmediato de la indemnización

Separación de la Iglesia del Estado

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios