fbnoscript
29 de marzo de 2017

24 de Marzo: diez mil personas en Mendoza

Gran columna del Partido Obrero
La movilización por el 41° aniversario del golpe fue una nueva demostración masiva de descontento popular. Más de 10 mil mendocinos ganaron las calles.
 
La previa de la movilización fue un escenario de lucha política y delimitación política de cara al gobierno derechista que pretende negar los desaparecidos y reinstalar la teoría de “los dos demonios” y también del nacionalismo K, que colocó a Milani 601 al frente del Ejército y ahora sostiene el ajuste de Cambiemos.
 
En la movilización quedaron establecidos claramente tres bloques políticos. El del oficialismo, con Franja Morada, la “Juventud de Cambiemos” y Libres del Sur principalmente, cuya columna que no llegaba al millar personas. El kichnerismo, con la mayoría de los organismos de derechos humanos, que movilizaron alrededor de las siete mil personas; y, finalmente, la columna independiente, que movilizó unos 2 mil compañeros.
 
 
 
La izquierda
 
Luego de que el kichnerismo dividiera las marchas del 24 de Marzo, en Mendoza comenzó a funcionar la “multisectorial”, que reunía a históricos luchadores por los derechos humanos, organizaciones sociales, sindicales y políticas. Nacionalmente, siempre se referenció en el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia por su carácter políticamente independiente.
 
Este año, los compañeros del PCR-CCC plantearon que la multisectorial debía marchar junto a los organismos cooptados y el kichnerismo, sin delimitación alguna, sin importar que los K designaran a un represor, César Milani, al frente del Ejército y a un carapintada como Berni en Seguridad, fueran los autores del Proyecto X y ampararan la utilización de patotas contra los luchadores populares.
 
A ese mismo carro se sumó Izquierda Revolucionaria, que arrastró a la agrupación marrón (conducción de la única seccional opositora del sindicato docente) a marchar detrás de la burocracia celeste.
 
Estas fuerzas acusaron al Frente de Izquierda de querer hacer un acto propio. Una excusa para terminar en el acto del kichnerismo, garante de la aplicación de la política de ajuste de Cornejo, cuando el PCR se encuentra negociando su integración a las listas del PJ en la provincia.. Bajo ningún punto de vista correspondía marchar con quienes votaron las leyes de endeudamiento, la designación de jueces en la Corte afines a Cornejo y a su política de mano dura, la privatización de la EPTM y el Zoo, entre otros.
 
Mientras las columnas del PCR e IR fueron raquíticas, la del Partido Obrero se destacó como una de las más grandes y combativas, si no la mayor de toda la jornada, con 400 compañeros y compañeras.
 
Desde  el norte al sur, desde el este al oeste de nuestro país, el Partido Obrero ha sido la única organización que defendió una posición política independiente, punto de partida indispensable para resolver la crisis en curso a favor de los trabajadores y en términos socialistas.

 

En esta nota:

Compartir

No cars.

Comentarios