fbnoscript
4 de mayo de 2017

11 de mayo: marchamos contra la impunidad y la represión de Macri y los gobernadores

A Plaza de Mayo, junto al encuentro Memoria, Verdad y Justicia.
Las organizaciones de derechos humanos, sindicales, estudiantiles, piqueteras y partidos políticos nucleados en el Encuentro Memoria Verdad y Justicia lanzamos la convocatoria a una movilización de Congreso a Plaza de Mayo para el próximo 11 de mayo contra la represión de Macri y los gobernadores y la impunidad y en defensa de las libertades democráticas.
 
La jornada será una oportunidad, tras la enorme movilización popular del pasado 24 de marzo, para repudiar el fallo que dictó en estas horas la Corte Suprema a favor de reducir la condena de los genocidas.
 
 
Punto final, política de Estado
 
El fallo a favor de la impunidad de los genocidas y la convocatoria de la Iglesia a la "reconciliación" forman parte de una política cuyo fin último es la reintroducción de las fuerzas armadas en tareas de represión interna.
 
Las declaraciones de Lopérfido, Gómez Centurión y del propio Macri hablando de "guerra sucia", intentando reinstalar la “teoría de los dos demonios” y negando la cifra de 30.000 desaparecidos, el desfile de represores durante los faustos del 9 de Julio, la resolución del Ministerio de Defensa que habilita el espionaje interno bajo el eufemismo de "informes ambientales", las entrevistas del secretario de Derechos Hummanos, Claudio Avruj, con los grupos defensores de los represores, son sólo algunos ejemplos. La campaña mediática por la "memoria completa", como las que hemos visto en las editoriales de La Nación, Clarín y los “debates” en Intratables, alineada con los planteos del macrismo, es alevosa. 
 
La Iglesia está comprometida a fondo con esta ofensiva. Sus “gestos” son elocuentes: nombrar como obispo castrense a un partidario de la impunidad de los genocidas y convocar a un diálogo por la “reconciliación” de víctimas y victimarios.
 
Si a esto le sumamos el fallo que le otorga prisión domiciliaria a Miguel Etchecolatz, queda claro que la decisión de la Corte se inscribe en una política estratégica.
 
El macrismo intenta llevar a fondo la política que los K delinearon la aprobación de la “ley antiterrorista” y la designación de Milani.
 
 
Represión al servicio del ajuste
 
Esta política de impunidad tiene el objetivo concreto de reforzar el aparato represivo para enfrentar la reacción popular contra el ajuste. La reforma reaccionaria del Código Penal, que busca establecer penas de cárcel efectiva para la protesta social, es una de sus expresiones más brutales. 
 
Desde los violentos desalojos de los piquetes del día 6 de abril en Panamericana, Puente Pueyrredón y Corrientes y Callao y la represión en la “escuela itinerante” de Plaza Congreso,a los palazos y balazos de goma contra docentes y periodistas en Santa Cruz, la persecución a los luchadores es patrimonio común de la ´coalición del ajuste´, que incluye al macrismo, al PJ/FPV, a los Massa y a los gobernadores.
 
La lucha contra el ajuste es inseparable de la lucha contra la represión y la impunidad. Por eso,  somos impulsores y organizadores, junto a las decenas de organizaciones del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia de esta nueva movilización al centro del poder político.
 
Este 11 de mayo, a las 17, marchamos desde Congreso hasta Plaza de Mayo contra la represión de Macri y los gobernadores, por el triunfo de todas las luchas en curso y contra la impunidad de ayer y de hoy
 
-¡Abajo el ajuste!
 
-Cárcel común y efectiva a todos los genocidas.

Compartir

Comentarios