fbnoscript
19 de septiembre de 2017

Desalojo policial contra comunidad mapuche en Vaca Muerta

A un día del allanamiento de la comunidad de Cushamen, atacaron edificaciones y detuvieron a miembros de la Lof Fvta Xayen, en Neuquén.
Por Tomás Eps @tomaseps
Durante esta mañana se produjo una violenta avanzada policial contra el Lof Fvta Xayen, comunidad mapuche ubicada en Vaca Muerta, provincia de Neuquén.
 
El Werken (“mensajero”) de otra Lof mapuche, lo denunció por redes sociales, señalando que “con gran despliegue policial, entraron violentamente, están destruyendo la ruka [casa, edificación principal] y se llevaron detenidas 4 personas. Entre ellas el werken Diego Rosales”.
 
En la publicación se señala también que la orden de desalojo viene “del fiscal [Marcelo Silva] por pedido de Ferracioli (familia oligárquica del MPN)” –el histórico partido de gobierno de la provincia patagónica.
 
Los mapuche se encuentran en el lugar desde hace cuatro meses, en reclamo de tierras, sufriendo constantes agresiones por parte del Estado. Ya fueron víctimas de intentos de desalojo con anterioridad, y a fines de agosto el fiscal Pablo Vignaroli desconoció su demanda e imputó a 21 miembros de la comunidad acusándolos de usurpación.
 
Además de la familia Ferracioli, detrás de este ataque se encuentran otras familias propietarias de la zona (Iprofesional, 8/9). El Estado, en este caso por medio de la justicia y las fuerzas de seguridad, actúa como garante de los intereses de las corporaciones energéticas en el enorme negocio de Vaca Muerta. Es el mismo Estado que ha convalidado una adenda de flexibilización laboral en el convenio colectivo de los petroleros. En Vaca Muerta, las pésimas condiciones de labor han llevado a la muerte de un obrero recientemente por la falta de un equipo sanitario. Vaca Muerta es un negocio cimentado sobre la superexplotación de los obreros y el despojo de las comunidades. 
 
La represión y desalojo a la Lof Fvta Xayen se produce luego del violento allanamiento contra la comunidad mapuche de Cushamen ayer, en línea con la política de encubrimiento del Estado y la Gendarmería de su responsabilidad en la desaparición de Santiago Maldonado.
 
También ayer, una masiva movilización en Buenos Aires -en el aniversario de la desaparición de Julio López- reclamó que se vaya Bullrich y la aparición con vida de Santiago Maldonado.
 
Abajo el hostigamiento contra el pueblo mapuche.

Compartir

Comentarios