fbnoscript
23 de noviembre de 2017

El 29 se conocerá la sentencia en el juicio Esma III

El 29 de noviembre, a las 14, el Tribunal Oral Federal N° 5 dictará sentencia en el tercer juicio de la ´megacausa´ Esma, el centro clandestino de detención más grande de la última dictadura militar.
 
El juicio llegará a su fin tras cinco largos años de desarrollo. Se inició en noviembre del 2012, y se caracterizó constantes dilaciones en la celebración de las audiencias por parte del tribunal. Por caso, la querella de Justicia Ya! Buenos Aires, que fue la última de la parte acusadora, concluyó su alegato en marzo de 2016: al día de hoy, continúan haciendo uso de la palabra los genocidas y sus abogados. 
 
A lo largo de las audiencias, fueron identificados más de 789 compañeros que pasaron por la Esma. Entre ellos, se encuentran los casos de Rodolfo Walsh y Carlos “Sueco” Lorkipanidse (sobreviviente y militante de AEDD); el de los padres de Victoria y María Isabel Prigione Greco (Hijos La Plata) y los de los militantes de Política Obrera, Laura Dabas de Correa, Gustavo Grassi , Marcelo Arias y Fernando Sánchez, quienes fueron importantes dirigentes de la organización que luego pasaría a llamarse Partido Obrero.
 
Este juicio se inició con 70  genocidas en el banquillo de los acusados; de ellos, sólo han quedado 56, algunos murieron impunes y otros fueron declarados incapaces por la justicia para entender la criminalidad de sus actos por encontrarse seniles. La querella de Justicia Ya! solicitó al inicio del juicio se revoquen todas las prisiones domiciliarias (equivalentes al 40% de los acusados), pero al día de hoy el tribunal no se expidió al respecto.
 
Durante el debate, quedaron al desnudo las responsabilidades de la armada, como así también  la participación de civiles, como el caso de Juan Alemann, ex secretario de Hacienda de la dictadura, quien fue reconocido recorriendo el centro clandestino por las víctimas.
 
Este juicio además, implicó que por primera vez se juzguen los "vuelos de la muerte", donde se individualizó a una decena de oficiales y prefectos partícipes de los mismos.
 
Al hacer uso de sus palabras en el tercer juicio por los crímenes cometidos, el genocida Alfredo Astiz volvió a reivindicar el terrorismo de Estado, del cual fue protagonista durante la última dictadura cívico militar, al tiempo que renovó su libreto con una defensa de la represión que se libra contra los pueblos originarios que reclaman por sus tierras ancestrales, concluyendo en sintonía con el actual gobierno que los mapuches serian la “nueva amenaza terrorista”.
 
Frente a los renovados aires “conciliatorios” del gobierno de Macri y de los reclamos de “justicia” para los genocidas, como los encabezados por Elisa Carrió, advertimos sobre la posibilidad de que la sentencia incluya absoluciones masivas –aún más de las que suele haber en todos los juicios de lesa. Y lo que sería más grave aún, que los jueces introduzcan cambios en los paradigmas probatorios, considerando ahora insuficiente pruebas que antes sí eran consideradas como tales. Advertimos que incluso podrían intentar desempolvar el viejo concepto de “obediencia debida”, interpretando que los genocidas que no revestían cargos jerárquicos actuaron “en ejercicio de la ley y la obediencia”.
 
Como dijo la Dra. Liliana Alaniz de Apel, en nombre de la querella de Justicia Ya,  en el momento de los alegatos, esa tarde estaremos movilizados en la puerta de Comodoro Py con el Encuentro Memoria Verdad y Justicia poniendo en relevancia  una vez más: “Simplemente somos la voz de miles, somos la voz de quienes están sentados aquí con nosotros… 30.000 compañeros detenidos desaparecidos, ¡presentes, ahora y siempre!”.

Compartir

Comentarios