fbnoscript
28 de noviembre de 2017

Lugano: basta de gatillo fácil, justicia por Nicolás Mendoza

En la madrugada del pasado domingo 26 sucedió un brutal caso de abuso policial en Lugano.

Nicolás Mendoza, de 16 años y alumno de la escuela Manuel Mujica Lainez y vecino del barrio, fue asesinado en la intersección de Av. Escalada y Delepiane por un policía de civil. El adolescente recibió dos tiros, el segundo por la espalda, según presenciaron varios testigos.

La familia de Nicolás, durante tres días, no recibió ningún tipo de información por parte de las comisarias n°48 y n°40. El caso quedó a cargo del Juzgado Criminal y Correccional N° 41 a cargo del juez Ricardo Farías, caratulando el hecho como “tentativa de robo con arma de fuego” en clara complicidad con el policía homicida.

La investigación la está llevando la unidad de investigaciones y procedimientos judiciales de la Gendarmería Nacional, la misma fuerza que asesinó a Santiago Maldonado.

El aparato represivo mata un pibe cada 25 horas.

Desde la vuelta de la democracia hasta hoy, hay registrados más de 5000 casos de gatillo fácil, así como torturas en cárceles y comisarías, seguidas de muerte.

La violencia institucional es  moneda corriente en nuestro país, siendo los jóvenes de los barrios más humildes los que más sufren estos atropellos.
La militarización de las zonas, sumada a la criminalización de la juventud, someten a los pibes a la violencia constante por parte del Estado.  Todo esto ocurre mientras desde el  gobierno de Macri lanzan una campaña para bajar la edad de imputabilidad.

Esta política represiva ocurre mientras el narcotráfico y las redes de trata crecen gracias a la complicidad del aparato policial que libera las zonas y organiza el crimen.

Organicémonos contra la impunidad: ¡Ni un pibe menos,  justicia por Nicolás!

Llamamos a docentes y estudiantes de las escuelas de Lugano y a todos los vecinos a sumarse para organizarnos y luchar contra las recurrentes violaciones de los derechos humanos que sufrimos.

Denunciamos a la policía asesina y al Estado encubridor.

Justicia para Nicolás. Juicio y castigo a los responsables del asesinato. Fuera la policía de los colegios. Apertura de los libros de las comisarías. Elección popular y revocabilidad de jueces. Basta de gatillo fácil.

En esta nota:

Compartir

Comentarios