fbnoscript
24 de enero de 2018

San Martín: abajo el hostigamiento y la persecución de Katopodis contra los manteros

Durante las últimas semanas se ha agudizado la persecución a los vendedores ambulantes, dando lugar a nuevos desalojos, tanto en Ciudad de Buenos Aires –comandados por el jefe de gobierno Larreta– como así también en la provincia. Esta es una de las formas que adquiere el plan de guerra que Macri, los gobernadores y las patronales le han declarado al conjunto de la clase obrera.

En San Martín, el intendente pejotista Gabriel Katopodis –quien se dice “opositor” al gobierno de Macri y Vidal– empalma con el ataque general a los vendedores de la vía pública, llevando adelante un hostigamiento sistemático contra los manteros que venden en la peatonal Belgrano. 

El pasado jueves 11 de enero, un operativo policial intentó desalojarlos. La organización de las y los trabajadores –en su mayoría mujeres, jefas de hogar– frustró este ataque, por lo que la Policía local recurrió a montar una patética provocación, colocando patrulleros sobre la peatonal, para amedrentar a los transeúntes y de esta forma impedir el negocio de los vendedores.

La respuesta de los trabajadores organizados ante este atropello fue inmediata: en asamblea, resolvieron presentarse al día siguiente en la puerta de la Municipalidad, exigiendo la garantía del derecho al trabajo y el fin inmediato de la persecución policial. Las delegadas de la Asamblea fueron recibidas por un funcionario de la Secretaría de Desarrollo Social, quien les otorgó un permiso para continuar vendiendo en la peatonal, solo por una semana más, "hasta que el intendente regrese de vacaciones". Ante la exigencia de las trabajadoras, en una nueva reunión -en la que Katopodis estuvo ausente- se les otorgó un nuevo plazo hasta fin de mes.

El rol de la CTEP

La CTEP, un agrupamiento de cooperativas encabezado por el Movimiento Evita, pretende actuar en el conflicto como "intermediaria" o "negociadora" entre los trabajadores y el municipio. En su intento de cooptar a los vendedores para poner en pie una nueva feria, ha recurrido incluso a la amenaza contra las trabajadoras de retirarles el apoyo si sus planteos son cuestionados, y las ha intentado inducir a que usen remeras con la identificación de la CTEP "por protección". 

En otras ferias que conduce, como la Néstor Kirchner de Villa Zagala, la CTEP fue acusada reiteradas veces de manejos punteriles y de cobrar un canon a las familias a cambio de permitirles trabajar.

Por una salida independiente de los trabajadores

Desde el Partido Obrero planteamos la defensa de cada uno de los puestos de trabajo de los vendedores de la vía pública y rechazamos la injerencia de intermediarios u organizaciones que pretendan vivir de la precarización laboral. 

Denunciamos el hostigamiento y la persecución del intendente Katopodis a los manteros. 

Continuemos desenvolviendo la lucha por trabajo genuino con un salario igual a la canasta familiar, contra el ajuste y la escalada represiva; sobre la base de la organización independiente de los trabajadores. 

Que la crisis la paguen los ajustadores.

En esta nota:

Compartir

Comentarios