fbnoscript
21 de mayo de 2018

La Rioja: las víctimas de la impunidad y un palco de encubridores

En el marco de la celebración de los 427 años de la fundación de la ciudad de La Rioja, las Madres del Dolor volvieron a marchar en el desfile cívico militar, donde el año pasado sufrieron un brutal operativo represivo que golpeó a algunos familiares y mantuvo detenidos en el propio desfile a otros. En una hipócrita tentativa de lavar culpas, esta vez los funcionarios “permitieron” que la columna pase frente a un palco colmado por encubridores.

En la columna de los familiares de víctimas de impunidad se encontraban los familiares de Emanuel Garay, el joven asesinado por la policía tras ser torturado cuando se presentó a hacer los entrenamientos para convertirse en policía; también estaba la familia de Pitu Albornoz, víctima de un incidente de tránsito provocado por un funcionario del gobierno alcoholizado; y la familia de Mario Taboada, asesinado por una banda narco vinculada al poder, entre otros casos. También estaba Ana Paula Ortiz, hermana de Peli Mercado, desaparecida hace 13 años por redes de trata. Los familiares esta vez pudieron marchar pero no se les permitió la lectura de un documento denunciando la situación de sus causas. 

La policía actuó de inmediato al ver que las madres llevaban un megáfono, para poder leer la nota, y un oficial se encargó de pedirles la nota y prometerles que llegaría a manos del locutor para que lo lea, lo cual sabemos que es una absoluta mentira, ya que en ese documento justamente se hace visible la complicidad del gobierno y el aparato represivo. Igualmente, las madres lograron expresar su reclamo frente al palco.

Un palco lleno de encubridores

El nuevo aniversario de la fundación de La Rioja tuvo dos actos oficiales, uno encabezado por el gobierno provincial con el desfile cívico militar y el otro por el intendente Alberto Paredes Urquiza, otrora kirchnerista que ahora se perfila como candidato de Cambiemos para 2019, que hizo rancho aparte con la inauguración de la Avenida 1ro de Marzo. Sin embargo, más allá de las chicanas para la tribuna, lo que unificó a ambos palcos fue la presencia de ajustadores y encubridores de todos los casos de impunidad que denunciaron las madres en el desfile. Mientras en la 1ro de marzo encabezaba un acto Paredes Urquiza, el principal encubridor de la desaparición de Peli Mercado, en el Parque de la Ciudad se montó un palco con el ex gobernador denunciado por abuso de menores Luis Beder Herrera, el secretario de Gobierno Alejandro Moriconi, agente vinculado a las fuerzas armadas y los servicios y un cúmulo de perpetradores de la impunidad. Allí, el gobernador Sergio Casas, al recibir el reclamo de Ana Paula Ortiz por Peli Mercado, posó para las cámaras con la imagen de Peli, tratando de esconder que se trata de un reclamo contra el mismo gobierno del que él es parte hace décadas y que mantiene impunes a las redes de trata. 

El Plenario de Trabajadoras denunció inmediatamente este acto de usurpación y de burla a quienes luchan por la aparición con vida de Peli, contra quienes hace un año golpeaban en el Parque a Ana Paula. Sostenemos que no hay nada que “agradecerle” a Moriconi por “dejarnos marchar”, sino que tenemos todo por exigir a esta camarilla gobernante que ajusta, reprime y encubre los crímenes vinculados al poder. No hay que olvidar que esto se da apenas días después de un vergonzoso fallo de la  justicia de Chilecito que absolvió al único imputado por el femicidio de Celestina Oropeza.

Exigimos justicia por todos los casos de impunidad que se viven, queremos que los responsables y cómplices cumplan su condena.

Exigimos el desmantelamiento de las redes de trata.
Elección y revocabilidad de jueces y fiscales.
Apertura de los libros de las comisarías a la consideración popular.
Desmantelamiento del aparato represivo y control obrero y popular de la seguridad ciudadana.
Ni Una Menos. El Estado es responsable.

Compartir

Comentarios