fbnoscript
22 de mayo de 2018

Brutal abuso policial en Río Gallegos

En la tarde del domingo 20 se vivió un nuevo caso de abuso policial en la capital de Santa Cruz. Claudio, un joven de 27 años, fue detenido, golpeado y llevado a la comisaría mientras esperaba que le lleven dinero para pagar en una estación de servicio.

Prensa Obrera mantuvo comunicación con Claudio, quien denunció que los policías lo sacaron del auto, tirándolo del cuello y la ropa, para luego proceder a golpearlo. La madre de Claudio fue apartada con agresividad también cuando trataba de evitar que sigan con la golpiza.

También explicó que lo llevaron encapuchado a la comisaría, evitándole mirar hacia dónde lo llevaban. Una vez ahí, en la comisaría 4ta de Río Gallegos, procedieron a seguir golpeándolo. Además, trataron de hacerle firmar papeles y certificados en blanco, a lo cual Claudio se negó.

Un aparato represivo y en descomposición

No es un caso aislado, la policía de Santa Cruz viene de protagonizar auténticas razias en un pub frecuentado por la juventud de Río Gallegos, llevándose detenidos y agrediendo a jóvenes a mansalva. Es la misma policía que hace semanas protagonizó un tiroteo en estado de ebriedad con la policía Federal, y que en los barrios persigue y atormenta a la juventud que va a la plaza a jugar a la pelota o a tomarse una birra.

También es la policía que está al servicio del gobierno de Alicia Kirchner y que en represiones le ha costado la visión a un compañero municipal en 2016. En ese mismo año mató a base de tortura a Gustavo Geréz en Caleta Olivia, y se le entregó el cuerpo destruido a la familia mientras se lo quería hacer pasar por una sobredosis y se filtraba las imágenes de un grupo de WhatsApp de oficiales donde se burlaban de lo hecho a Gustavo.

Denunciamos la responsabilidad del Estado en el sostenimiento de un aparato repodrido y represivo, que sólo cumple la función de perseguir y amedrentar a la juventud y reprimir la protesta social. Son dos elementos claves sin los cuales no pasaría el ajuste que llevan a cabo el gobierno provincial de Alicia Kirchner en consonancia con Macri contra el pueblo trabajador y la juventud.

La única manera de enfrentar estos atropellos, evitar que sigan hostigando, golpeando y matando más pibes y pibas, es organizando a la juventud y a la clase obrera en los barrios y luchar por el desmantelamiento del aparato represivo.

Justicia por Gustavo Geréz. Basta de persecución y abuso policial.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios