fbnoscript
26 de julio de 2018

Repudio en Plaza de Mayo al decreto que reinstala a las fuerzas armadas en la represión interna

El Partido Obrero y la izquierda se movilizaron junto al Encuentro Memoria Verdad y Justicia.
Repudio en Plaza de Mayo al decreto que reinstala a las fuerzas armadas en la represión interna

Fotos: Juan Diez, Fede Imas, Flor Guzzetti e Iván Zeta.

Esta tarde, el Partido Obrero y el Frente de Izquierda participaron del acto convocado por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia en Plaza de Mayo en repudio al decreto presidencial que reinstala a las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad interna y exigir su derogación. Las columnas del FIT se dirigieron luego al Ministerio de Defensa. Por el Partido Obrero participaron el legislador porteño Gabriel Solano, la diputada nacional Romina Del Plá y la abogada Liliana Alaniz, de Apel.

A pesar del frio y la lluvia, las organizaciones de derechos humanos, políticas, estudiantiles y sindicales nucleadas en el Encuentro levantaron una tribuna frente a la Casa Rosada, donde leyeron un documento de consenso. La cita coincidió con la ronda de las Madres que todos los jueves encabezan Nora Cortiñas y Mirta Baravalle, quienes formaron parte de la jornada.

 

 

“Este decreto habilita a las Fuerzas Armadas a participar en tareas de la llamada ´seguridad interior´ es sin duda alguna un salto represivo”, señala el texto leído en el acto del Encuentro Memoria Verdad y Justicia. “Después de décadas por parte de los distintos gobiernos constitucionales en busca de reconciliación con dichas fuerzas, ese decreto que repudiamos con la cabeza y el corazón reubica a los militares para disponer de Gendarmería y Prefectura a fin de intensificar la represión y el control social en todo el país”.

Leé también: La ruta del Pentágono

“Si bien el gobierno anterior dispuso la participación militar en el llamado Escudo Norte e impulsó las llamadas leyes ´antiterroristas´ que permiten que los reclamos a las autoridades sean considerados actos de terrorismo y amenazas a la población, este decretazo represivo incorpora ahora la intervención de las Fuerzas Armadas contra la protesta social. Como vimos en diciembre, para el gobierno las ´amenazas a la Nación´ son las luchas en defensa de los derechos del pueblo”.

Nora Cortiñas en Plaza de Mayo

El PO fue un impulsor de esta jornada de movilización para denunciar las política represivas y de persecución al movimiento popular de este gobierno y sus antecedentes del gobierno kirchnerista, especialmente las leyes antiterroristas, cuyas líneas fundamentales precedieron que hoy profundiza el decreto 638/2018.

La diputada Romina Del Plá, en marzo, presentó un pedido de interpelación a Macri y el ministro Aguad por este tema. En diálogo con Prensa Obrera, desde Plaza de Mayo, agregó: “Acá no hay ninguna intención de combatir al narcotráfico. Es una excusa del imperialismo yanqui para justificar el emplazamiento de bases militares por toda América Latina, por un lado, y la intención de profundizar la injerencia militar interna en un cuadro de luchas crecientes por parte de la clase obrera, por el otro. La CGT en lugar de pedir reuniones con el FMI debería llamar a un congreso de todos los sindicatos argentinos con mandato de sus bases, para enfrentarlos con la huelga general y la movilización popular”.

Leé también: Adaptación de izquierdas al kirchnerismo

Alaniz, quien representó a los organismos querellantes en el juicio contra los genocidas de la ESMA, rechazó “este nuevo intento de meter a las fuerzas armadas en la política interna” y denunció los “intentos de reconciliación con los militares que ensayó el gobierno anterior con Berni y Milani y que son la base con la que contó este gobierno para largar este decreto”.

Por su parte, Gabriel Solano calificó al decreto como “de suma gravedad”.

“Está indiscutiblemente dirigido contra la protesta social. El gobierno nunca explicó qué actos representan las ´amenazas´ que invoca en los fundamentos del decreto, pero conociendo la acción de macrismo contra las luchas populares, el objetivo no puede ser otro que la represión contra el pueblo. Esta medida fue dictada directamente por el Departamento de Estado y el Pentágono, e implica una mayor penetración del imperialismo en la región en defensa de los intereses del FMI y el G20”, denunció Solano. También recordó que “este planteo fue levantado por todos los partidos capitalistas en 2015; lo plantearon Massa y Scioli, y hoy lo implementa Macri”.

En esta nota:

Compartir

Comentarios