fbnoscript
14 de octubre de 2018

Balean y queman a un campesino durante un brutal desalojo en Santiago del Estero

Repudiamos un nuevo ataque a un miembro de la Mesa Parroquial de tierra de Pellegrini
Por Tribuna Ambiental
Santiago del Estero

El sábado 12 de octubre en Suncho Pampa, departamento Pellegrini (a 15 km de El Mojon), el empresario agrícola Néstor Quesada, junto a la policía y un oficial de justicia, ingresaron a la propiedad de la familia Corvalan para desalojarlos de la tierra en la que viven hace varias generaciones. Quesada les disputa 270 hectáreas desde el año 2012 a estas familias.

Héctor el “Negrito” Corvalan, campesino del departamento Pellegrini, resultó gravemente herido tras un ataque perpetrado en su campo, quedando con quemaduras graves de segundo grado y heridas de balas de goma en el marco de la ejecución del violento desalojo por parte de empresario de la zona.

El capital agrario viene operando en Santiago del Estero con la más absoluta impunidad gracias al encubrimiento del poder político provincial y nacional. Aún no se conoce si existen detenidos por este ataque, lo que pone de manifiesto la connivencia entre policías y políticos hacia los empresarios.

Esta situacion nos retrata la descomposición de un régimen político que hizo entrega de todos los recursos de la provincia.

Este ataque, lejos de ser un hecho aislado, es una realidad en la que viven las familias campesinas en toda la extensión del territorio santiagueño.

La situación de precariedad de titularización de tierras ha sido aprovechada por grupos empresariales, o ligados al poder político en complicidad con las guardias blancas y operadores locales, para avasallar con toda forma de vida y el derecho fundamental del campesinado: el derecho a tierra. 

A esto debemos agregar que las familias campesinas deben sobrevivir a la falta de agua para el consumo humano y para el desarrollo de cualquier actividad ligada a la tierra, de caminos, medios de transporte y líneas de crédito accesibles; reivindicaciones pendientes desde hace décadas en el sector campesino. 

El período llamado de la “década ganada” impulsó la sanción de distintas leyes como la 25.080 de protección de los bosques nativos, el relevamiento, la 26.160 de reconocimiento de los pueblos originarios y la creacion de distintos espacios para la visibilización y reconocimiento de los derechos campesinos, aunque en la práctica éstos fueron vaciados de presupuesto, mecanismos de control, y reglamentación. Es decir, durante esta década no hubo ninguna modificacion de una política de "fondo" para el campesinado, tal como vienen exigiendo las organizaciones campesinas.

El macrismo y los gobernadores aliados sentaron las bases para profundizar la patria sojera promoviendo a través del plan Belgrano, los recursos para financiar obras en las provincias sojeras del NOA, como también premiando con exenciones impositivas a los grupos empresarios sojeros. Mientras que para los campesinos y pequeños productores se reducen las posibilidades de vivir de la tierra, con la eliminación de todos los organismos que brindaban apoyo técnico y financiero para el sector, como sucedió con los consecutivos despidos en la SAF (Secretaría de Agricultura Familiar) y la posibílidad del cierre definitivo de dicho organismo.

En Santiago del Estero ha gobernado la provincia el zamorismo durante los últimos 12 años, favoreciendo a grandes grupos económicos y llevando adelante la orientación de la política nacional.

Desde Tribuna Ambiental llamamos a las familias y organizaciones campesinas, a un congreso de base del movimiento campesino para decirle no al plan colonial del FMI, Macri y gobernadores que han pactado un presupuesto 2019 de ajuste sobre el pueblo trabajador.

Por la defensa del movimiento campesino independiente de los gobiernos, abajo los desalojos y la expulsión de campesinos y originarios; fuera Macri y  los gobiernos del gran capital agrario, responsables de la violencia a campesinos y pueblos originarios. Basta de desmontes. Por una asamblea constituyente libre y soberana. 

Juicio y castigo a todos los responsables materiales y políticos del atentado contra Héctor Corvalán.

En esta nota:

Compartir

Comentarios