fbnoscript
20 de noviembre de 2018

Nuevo caso de gatillo fácil en Tucumán: justicia por Adrián

La “doctrina Chocobar” se cobró una nueva víctima en Tucumán. Este jueves 15 de noviembre fallecía Adrián Sánchez, luego de agonizar durante 9 días tras ser baleado por el policía federal Víctor Hugo Cuezzo.

Adrián, de 28 años, técnico en una empresa de TV de cable, fue atacado el martes 6 cerca de las 22 hs, a 2 cuadras de su casa cuando empujaba su moto. Por un desperfecto técnico no la podía arrancar y se le había activado la alarma. 

Cuozzo, que estaba fuera de servicio y se encontraba comprando en una verdulería vestido de civil, vio al joven y se le acercó apuntando con el arma. Le habría pedido que se identificara y como el joven le mostró un arma que llevaba bajo la remera le disparó al cuello. Un video muestra que sin ninguna resistencia, el policía lleva a Adrián detrás de un árbol y le dispara a quemarropa. El padre del joven demostró luego que el arma estaba registrada y que la había adquirido para autoprotección.

Como ocurre con todos los casos, el policía solo fue aprehendido hasta prestar declaración y luego liberado.

Es fundamental organizarse para conseguir justicia por Adrián como lo demuestran los avances alcanzados en otros casos. La prisión preventiva de uno de los policías asesinos de Facundo Ferreira, el niño de 12 años fusilado cuando circulaba con un amigo en una moto, es una demostración de ello.

Mientras desde el gobierno se pretende modificar el Código Penal para, entre otras cosas, darle legalidad al gatillo fácil, desde el campo de las familiares víctimas de la impunidad, y del Colectivo Tucumán contra la Violencia Institucional, se debe impulsar una campaña en todos los ámbitos, con pronunciamientos, marchas y actos, hasta imponer la condena al asesino de Adrián.

En esta nota:

Compartir

Comentarios