fbnoscript
21 de noviembre de 2018

Masacre de Echeverría: ocho muertos por la maldita policía de Vidal y Gray

La mayor masacre en la historia de las comisarías argentinas.

Con el fallecimiento del joven Walter Barrios, de 21 años, durante la noche del lunes, ya suman ocho las víctimas fatales de la Comisaría 3° de la localidad de 9 de Abril, en Esteban Echeverría. Se trata de la mayor masacre en la historia de las comisarías argentinas y, tal como denunció la Comisión Provincial por la Memoria, es el resultado directo del hacinamiento y la sobrepoblación, entre otros factores de violación de derechos en contexto de encierro, de una política criminal que persigue y encierra a los pobres.

El jueves 15 del corriente, los 27 detenidos de la Comisaría 3° prendieron fuego papeles y frazadas como protesta por el hacinamiento que sufrían en una celda para 10 personas.

Los testimonios en sede judicial de los sobrevivientes de la masacre indican que no hubo intentos de motín ni de fuga. Los relatos coinciden en que la policía cortó la luz en los calabozos cuando un grupo de detenidos se negó a apagar la música. Esa decisión derivó en una protesta con fuego por parte de los detenidos. Fue allí cuando los efectivos deliberadamente cerraron el suministro de agua a los calabozos con el fin prefigurado de provocar las muertes.

Esa comisaría tenía ordenada una clausura judicial para alojamiento y ni siquiera contaba con la cantidad de plazas ni colchones para la mitad de los presos que alojaba.

“Ahora se van a quemar como las ratas que son”, escucharon los sobrevivientes de parte de los efectivos.

Es clara la responsabilidad de la autoridad política local en un distrito donde se repiten delitos violentos y con zonas liberadas para el narcotráfico y la corrupción policial. Gray ha gobernado más de una década con varias jefaturas corruptas, caídas por denuncias judiciales, desde el kirchnerismo hasta la actualidad. El intendente nacional y popular ha utilizado a esta fuerza corrupta para reprimir movilizaciones municipales, de organizaciones sociales y a los vecinos sin tierras.

Repudiamos esta nueva masacre y responsabilizamos a la gobernadora Vidal y al intendente Gray. Macristas y pejotistas son responsables de las condiciones inhumanas en que se encuentran los lugares de encierro en la Provincia.

Reclamamos el juicio y castigo de los efectivos y autoridades de la Comisaría 3°, así como de los responsables policiales de la departamental, y funcionarios judiciales.

Compartir

Comentarios